Blogia
Nieves Moreno Gallardo

Palos de ciego.

Como ya dije en otro artículo, seguiré hablando del siguiente testigo que acuso a mi hijo en el juicio de algo que era totalmente falso. Este testigo es una persona que no se cómo definir porque es un "ser" un poco raro, obsesionado con las mujeres y luego es la risión de cualquiera de ellas, como una de las camareras de una cafetería del Pasaje del Comercio.

Pues bién resulta que despues de algún tiempo de ser "amigo" de mi hijo descubrí que sus padres  y nosotros fuimos vecinos algún tiempo, aunque el trato  con esta mujer fué simplemente el de buenos dias y hasta luego, porque la comunicación que tenian con los vecinos del bloque era nula, ahora me alegro de que mi relación con ésta mujer fuera así. Tiene alrededor de 65 años y camina apoyada en un bastón.

Hace algunas semanas la encontré casualmente por la calle y me atreví a abordarla. Con mucha educación, le pregunté si podia hablar con ella unos segundos a lo que amablemente accedió y entonces le pregunté:

- ¿Tú sabes que tu hijo ha ido hace pocos dias a Jaén a un juicio?

 A lo que respondió afirmativamente. En lo que incidí:

- ¿sabes contra quién declaró?

- Pues no, no conozco al muchacho.

A lo que yo le contesté:

Pues ese muchacho es mi hijo y el tuyo declaró en falso contra un inocente.

Esta mujer se puso nerviosa y casi balbuceando y sin encontrar ninguna salida para responderme, solo se le ocurrió decirme,

- Entonces dime por qué la muchacha huía de tu hijo ya que yo llegué una noche a mi casa y me la encontré durmiendo alli.

Mi respuesta fué ràpida y contundente

- No podia estar huyendo de mi hijo porque mi hijo tenia otra pareja. La que te encontraste durmiendo en tu casa se podia haber refugiado en la de sus padres que viven también en Linares y no en casa de un amigo.

Esta mujer perdió las formas cuando fue consciente de la rebelación que me habia hecho involuntariamente y, totalmente nerviosa y alzandome la voz, me dijo una serie de incongruencias, como que mi hijo le queria estropear al suyo un programa que tenia dentro del ordenador, que sería cualquier tontería que él le contó a su madre para justicarle a la mujer lo malísimo que es MAG y la presencia de la denunciante aquella noche en su casa. Si aquella noche, la denunciante se sentía acosada, tenía varias opciones muy sencillas. Una es que el amigo, la acompañara a casa de sus padres. Y la otra opción es llamar a sus padres y que vayan a por ella en coche. Es decir, a esta mujer que yo paré por la calle, le han contado una pelicula entre los dos (la denunciante y su amigo) y pienso que le convendría saber la verdad, para que no vaya por ahi con el bastón dando palos de ciego.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres