Blogia
Nieves Moreno Gallardo

ESTOS APAGAN FUEGO CON GASOLINA(Por Francisco Javier Pérez Muñoz)

Desde el módulo 3 de la prisión de Jaén. Cuando digo esto tan directo, me estoy refiriendo a la forma de operar de nuestra clase política actual respecto a la violencia de género. A corazón abierto, sin anestesia, con un bisturí en la mano y un serrucho de carpintero en la otra. Lo más grave es que saben que no lo estan haciendo nada bién. Pero ellos están cumpliendo fielmente los objetivos monetarios que se marcaron hace años.

Todos los días, en las noticias vemos tantas desgracias de todo tipo que da miedo abrir un periódico o encender la televisión. Respecto al tema que nos ocupa, no baja la cifra de muertes por violencia doméstica, algunas de ellas se podrían haber evitado de no ser por la mala fe de la jerarquía política a la que se le acabaría el chollo si un día no hubiese más asesinatos de este tipo. El patrón de estos crímenes es tan repetitivo como desalentador: El 80% de las vícitmas no habían denunciado nunca. ¿No se supone que los presos por violencia de género, lo somos para prevenir que se nos vaya la olla por nuestra enfermedad y matemos a la víctima? Algo debe estar fallando porque ¿no se supone que denuciar sirve para encarcelar y así mantener a raya al futuro asesino?. Nadie puede negar que esto cada día huele peor. Pero es que después, el agresor, se quita la vida así, sin más. ¿Por qué? Porque sabe que ya se ha buscado la ruina.

Remitiéndonos a principios de este siglo XXI: ¿Por qué no hay datos coherentes de estos años de las pobres mujeres asesinadas a manos de tales individuos? Muy sencillo. No interesa porque, simplemente, no había tantas muertes.

¿Por qué hoy por hoy, existiendo Ministerio de la Mujer, hay más muertes que cuando no lo había? ¿No es extraño? Pues no. No es extraño. Es lo que pasa cuando se quieren matar moscas a cañonazos.

Además, dejando al margen el tema de las mujeres asesinadas, está de moda denunciar al marido para conseguir el poder sobre el mismo mediante una orden de alejamiento, todo ello en nombre de la igualdad. La herramienta perfecta para quitarse al marido de en medio en cuanto estorbe: Incluso dicen "ya que estamos ¿por qué no digo que también soy víctima de maltrato psicológico, si me van a creer igual sin tener que demostrarlo?" Encima tienen alrededor un enjambre de vividoras del cuento, moscas cojoneras que les aconsejan "No seas tonta, denúncialo con todo lo que te imagines a ver si pillas una paga bien hermosa y además te quedas con la casa y los niños".

A mi criterio, deberían actuar con mucha más sensibilidad y cautela. Por desgracia, los políticos ostentan el poder, no los ciudadanos como nos quieren vender sobre esta supuesta democracia ¿!ja¡?. Están lanzando la caña al rio "a mocho", interesándoles sólo pescar lo primero que pillen, sin importarles nadie ni nada que no sea llenar su saca y la de sus "compinches de género". Ya han formado una bola de nieve que cada vez cuesta más esconder. Saben perfectamente el daño que están haciendo a familias enteras gracias a una ley que de igualdad tiene bién poco y que resulta absolutamente incompatible con la realidad, máxime cuando los periódicos callan cada vez menos casos en los que se prueba que la mujer ha mentido por venganza, aunque las multas sean ridículas, mientras que si el hombre denuncia está malgastando tiempo y papel. Lo mismo que un hombre va a la cárcel si esta dice que le ha pegado pero, si se demuestra que una mujer ha pegado a un hombre(algo de por sí dificil de demostrar) la niña mala sólo tiene que acuquinar un par de cientos de euros. Esos agravios son lo que algunas personajas llaman "Igualdad". ¿Qué pasa? ¿Que lo que hace (o se supone que hace) un hombre es delito de violencia de género, mientras que si lo hace una mujer sólo es falta de lesiones? PUES NO, así de simple. Entérese de una vez Bibiana y el resto de la panda de la Igual-dá. Muchos, sin necesidad de estar en el talego, como yo, ya se han dado cuenta de que el suyo no es un Ministerio de Igualdad, sino un Ministerio de IGUAL-DA. Porque igual da que el tio lo haya hecho o no, porque va a acabar en el trullo igualmente.

Los socialistas también saben que, junto a la nefasta gestión de la crisis económica, la tropelía que han cometido con la violencia de género les va a costar una buena saca de miles de votos. Pero  callan como calló Judas cuando había consumado su deslealtad y desvían la atención todo lo que pueden. ¿Creeen ustedes que llegaremos a algún sitio encerrando sin el más mínimo miramiento hacia los derechos humanos, como perros, a señores inocentes que son hijos y padres de familia, al mismo tiempo que se da una estocada mortal, a sus familiares o amigos, y creando un impacto altamente negativo sobre la opinion pública acerca de la violencia de género, en los ciudadanos que ya conocen toda la verdad del asunto? Cuando el rio suena diciendo que hay muchisimos hombres inocentes en las cárceles, dicho incluso por el Ministro de Justicia... QUE VERGÜENZA DE ESPAÑA ¿Y ustedes que opinan?

Franciso Javier Pérez Muñoz

NIF 77.324.171-B

NIS  2.005.016.175

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres