Blogia
Nieves Moreno Gallardo

EL REINO DE LA DESIGUALDAD (Por Francisco Javier Pérez Muñoz)

Nota de Nieves Moreno, administradora del blog: Aunque concebí esta rudimentaria página para denunciar públicamente el atropello que la justicia ha cometido con mi hijo, he considerado interesante dar voz a otros hombres que también cumplen condena por motivos similares, como en este caso, Francisco Javier Pérez Muñoz. Como defensora de la libertad de expresión, me veo en la obligación moral de publicar sus artículos tal cual los he recibido. Esto no quiere decir que los puntos de vista expresados en ellos coincidan completamente con los míos. Por ejemplo, afirma nuestro amigo Javi en este artículo que "todos los políticos están cortados por el mismo pàtrón, todos ansían poder y dinero, por tanto, no piensan en sus ciudadanos", mientras que yo (Nieves) sí creo que hay políticos cortados por un patrón diferente, con vocación de servicio, y que sí se interesan por el bienestar de sus comunidades, aunque por desgracia actualmente militan en partidos minoritarios da carácter extraparlamentario.

EL REINO DE LA DESIGUALDAD (Por Francisco Javier Pérez Muñoz)

DESDE LA PRISIÓN DE JAÉN: Estimados lectores de este blog de Nieves, amigas y amigos, como todos ya sabéis, escribo desde prisión. En este momento, depués de casi dos años y medio, estoy concretamente en el módulo 10, es decir, en el tercer grado penitenciario. O sea, que en cuestión de semanas reconquistaré la libertad que en su momento me fue robada por la falsedad y la "justicia". Esa libertad no tiene valor por sí misma; hay que apreciarla por las cosas que con ella se consiguen. Y una de las cosas que conseguiré será recuperar la compañía de quienes más me aman: Mis dos hijos y mi madre.

Como siempre digo, no hay un mal que por un bien no venga. Y es que nadie podrá con la nueva versión del "atado y bien atado". Está claro que quien de verdad haya maltratado a su pareja, sea hombre o mujer, se merece un buen escarmiento. Pero con estas leyes que tenemos hoy día, si tu mujer te maltrata y la denuncias, te buscas una ruina porque no te hacen caso y encima ellas se venga denunciandote a ti. Y lo que para un hombre es delito en nuestro código penal, a la mujer se le juzga como simple falta. Esa es la realidad. Una realidad bien distinta a la que nos quieren vender. Quien niegue esa absoluta DESIGUALDAD que reina en nuestra justicia y en nuestra sociedad, se está engañando o nos está intentando engañar. Por eso las cárceles nunca habían estado (jamás de los jamases) tan llenas de ignorantes, por creer en el amor. Así, llena de ignorantes que no sabían la que se les venía encima (que creían que no iban a entrar porque no había ni una sola prueba contra ellos) así he encontrado yo la cárcel de Jaén durante 27 meses.

La historia reciente está llena de gobernantes que han contribuido a la mejora y bienestar de sus conciudadanos. Otros, en cambio, los han empobrecido y les han hecho retroceder en derechos hasta niveles que han dañado seriamente su moral, como está pasando en nuestro país "España". Quisiera dejar claro que, para mí, todos los políticos están cortados por el mismo patrón, todos ansían poder y dinero, por tanto, no piensan en sus ciudadanos. Políticos que con sus payasadas están haciendo llorar a tantas y tantas familias. Cinicos que, de forma exagerada, transforman sus mentiras y manipulaciones en guillotina de quienes no comulgan con sus postulados. Getas que mangonean la bolsa pública como si fuera su bolsillo privado. Sosos y sosas, siesos y siesas, pesimistas (cuando les interesa) que ni gota ven en la botella que otros consideramos a medias. Yo les digo a ellos y ellas que en un circo estarían mejor vistos. Aunque claro también ganarían menos pasta.

Siempre se ha dicho que la historia se escribia por los vencedores. Ahora la escribe la sociedad ¿Quiénes serán entonces los vencidos"

Francisco Javier Pérez Muñoz

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres