Blogia
Nieves Moreno Gallardo

CARTA ABIERTA A MIGUEL LORENTE ACOSTA Y BIBIANA AIDO

Señor Miguel Lorente Acosta y Señora ibiana Aido, es bien sabido por todos y todas, el buen trabajo que ustedes están   haciendo. Ustedes protegen a la mujer y atacan a esos machistas todos.

Quiero agradecerles enormemente sus leyes, esas leyes que ustedes defienden a capa y espada, unas leyes igualitarias donde las haya, han conseguido lo inalcanzable y lo mejor de todo, estos nuevos hombres machistas están en peligro de extinción, bueno en realidad los machistas y los no machistas, el hombre en si. Pero al fin y al cabo estos seres no tienen derecho a la vida, solo sirven para poner su granito de arena en la procreación y con un poco de suerte ya ni para eso, pues como ya todos y todas sabemos un laboratorio de EEUU ha conseguido crear esperma partiendo de células madre, algo que sinceramente a muchos y muchas nos llena de tranquilidad, pues nuestra especie en caso de que el hombre desapareciese podría subsistir sin problemas.

No puedo olvidarme especialmente del gran logro conseguido, viendo las noticias de Agosto sobre violencia, he podido observar como las cosas están cambiando de tornas, ahora ya no son victimas las mujeres, han pasado a ser las asesinas, de hecho si no me equivoco han muerto más hombres que mujeres a manos de sus ex parejas o sus parejas, BIEN! Menudo logro y encima contamos con la complicidad de los medios de comunicación que en muy pocas ocasiones dan cobertura a noticias tan poco interesantes como la muerte de un machista. El único problema que he encontrado en este mes de Agosto es que han salido demasiadas noticias sobre denuncias falsas por violencia de género, ¿no nos dará problemas eso señor Lorente y señora Aido? Confío en ustedes, seguro que de alguna forma sabrán salir de esta, porque imagínense que esta trama se hiciese más publica aun, a muchas y muchos se les caería la cara de vergüenza o peor aun, podríamos llegar a ser juzgados o juzgadas por delitos contra la humanidad, pero eso es mucho hablar, si al fin y al cabo solo son hombres.

Querido Lorente y querida Aido, como habrán observado yo estoy bien educado, pues en todo lo que escribo utilizo ambos términos, el masculino y el femenino, ahí también tengo algo que agradecerles y es que sus leyes solo estén escritas en femenino como victimas y masculino como verdugo eso nos facilita el camino hacia la supremacía hembrista.

Hasta pronto queridos cómplices, hasta pronto verdugos y hasta pronto queridas hembras dominantes.

Juan Manuel Salas Ramírez
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres