Blogia
Nieves Moreno Gallardo

EL EXITAZO DE LA CARPA

En esta ocasión quiero hablaros sobre lo que he podido ver durante estos últimos días en la Plaza del Ayuntamiento, lugar que, como sabeis; cae al lado de mi casa y por el que paso varias veces al día. Se trataba de una exposición itinerante patrocinada por una entidad bancaria y por el Ayuntamiento de Linares, con el nombre de "Violencia:Tolerancia cero". La organización ha intentado camuflar su contenido ideológico, no mencionado por ningún lado términos como "violencia machista" o "violencia de genero". Incluso los evitaban en el folleto (del que hablaré extesamente) que se podia obtener al entrar. Pero en cuanto se observaba con detenimiento lo que habia en el interior, se les veia el plumero, ya que en unas pantallas se proyectaban escenas de violencia machista de películas como "Solas" "Carne trémula" "Te doy mis ojos" y "solo mía". Si además tenemos en cuenta que a la inauguración acudierón personalidades del ámbito de la Igualda, blanco y en botella.

Si leemos este folleto obtenido al entrar, encontramos lo siguiente: "La carpa propone un recorrido completo y dinámico para acercarnos a la realidad de lo malos tratos". Si por dinámico entendemos lo que he explicado de pantallas con escenas, de acuerdo. Pero lo de "completo" es FALSO. Si fuese completo se hablaría también de los malos tratos que algunas señoritas ejercen sobre otras, puesto que hay una que me maltrata desde 2005, que no es otra que la que se dedica a utilizar el arma de la falsa imputación delictiva contra mi hijo, (desde que mi hijo dió por finalizada la relación) hecho que a mi (que soy mujer) me está ocasionando no pocos perjuicios personales, hecho por el que solicité ayuda en el Centro Municipal de Información a la Mujer y no quisieron ayudarme de otra forma que remitiéndome una y otra vez a mi abogado, lo que conlleva que se mantenga un tipo de discriminación. El que unas mujeres ejercen sobre otras o, lo que es lo mismo, las mujeres somos clasificada "mujeres de primera" y "mujeres de segunda". Las de primera son aquellas que merecen ser atendidas y ayudadas en los centros simplemente porque llegan allí con la denuncia contra su pareja en las manos. Mientras que las mujeres de segunda somos aquellas que no merecemos ser escuichadas, atendidad o ayudadas. Lo sorprendente es que luego haya quien se moleste porque usamos la expresión "Centro Municipal de Información a la Denunciadora". Como veis son muchos los ámbitos de la violencia que se podían haber incluido en la exposición y que se han "olvidado".

Seguimos con el folleto a través del siguiente texto contenido en el mismo "La información es la clave. La información es fundamental para implicarse en la lucha contra la violencia". Es paradójica esta afirmación cuando resulta que en julio se tomaron represalias contra este    blog (información) denunciando a mi hijo, como si fuera autor del mismo; intentando así que yo no volviera a escribir. Mi hijo lleva más de tres meses en prisión y el blog sigue activo. Esto demuestra la tremenda falsa imputación delictiva con la que han intentado seguir haciendo daño a Miguel Angel, tapar mi boca y privar de información de primera a mano a la sociedad. ¿Esos malos tratos tampoco merecen estar en la exposición).

Analizando el folleto con más detenimiento, se explica que los programas de la obra social de la entidad patrocinadora de la exposición "tiene como objetivo contribuir a la mejora de la vida social y  para ello tratan de dar respuesta a algunas necesidades latentes de los ciudadanos y ciudadanas. Siento indicarles tres circunstancias:

-La primera, puramente lingüistica, es que las "necesidades" no requieren "respuestas", sino "ayuda" o "soluciones". Las "respuestas" se ofrecen ante "preguntas", "consultas" o "dudas". Asi que a esta entidad bancaria no le vendría mal contratar, para redactar estos folletos, no a alguien que sea sobrina de tal directivo o que  lleve en el bolsillo el  carnet  de tal partido político, sino alguien que como mínimo, tenga acabado el bachiller, el cuaal yo no tengo y , sin embargo, he percibido el error semántico.

-La segunda, que (muy a mi pesar) no he encontrado ni respuestas ni soluciones a mis necesidades latentes como ciudadana, que solamente son tres: Justicia para mi hijo, Justicia para todos los que están como él y Justicia para mi familia.

-Y la tercera, que la mayoría de las veces que o mi marido  o yo hemos ido a la carpa (a diferentes horas) el vigilante estaba allí junto a la azafata solos y aburridos. Dada, por tanto, la escasa repercusión de esta carpa,  no creo que hayan ofrecido respuestas a las necesidades de mucha gente, cosa que tampoco creo que pueda conseguirse a base de proyectar fragmentos de películas es  que lo único que se pretende inculcar de una forma machacona es: que lo masculino es equivalente a maltratador y diabólico por naturaleza; que lo femenino es víctima por naturaleza; y que la violencia solo se produce desde lo primero hacia lo segundo.

Una vez dentro de la carpa, me llamó poderosamente la atención la cantidad de alusiones que había hacia los derechos humanos, así que no habría venido nada mal que hubieran dedicado un pequeño espacio al caso de mi hijo, linarense cuyos derechos humanos han sido pisoteados inhumanamente, concretamente en los atículos:

1º   Derecho a no ser discriminado por razones de religión, raza o SEXO.

7º  Derecho a un proceso equitativo.

10º Derecho a un recurso efectivo.

11º Derecho de defensa (ver artículo en este blog con clip de audio).

Así que los organizadores no podrían haber encontrado un ejemplo más "de la casa" para ilustrar a los linarenses acerca de la violación de los derechos humanos en España y Europa. Además, en el repetidamente mencionado folleto pone "La Declaración Universal de los Derechos Humanos" es un referente para la convivencia pero no siempre se respeta". Má razón que un santo. Por eso, para que los escasos visitantes tuvieran información que allí no les querían facilitar, fuí una mañana y tarde a repartir tarjetas con la dirección de mi wed  de las cuales ya se repartieron unas 500 en la manifestación de Madrid 27 S. Tengo que reconocer que en esta ocasión en la carpa no pude repartir muchas ya que fueron 4 personas las que se acercaron en la dos horas que estuve paseando por delante. Pense que más adelante, cuando más gente lo supiera, aumentaría el número de visitantes, así que he ido un par de veces más, pero por allí no han ido ni las águilas. Supongo que es la forma que tiene la población de hacer ver que ya no se chupa el dedo y que ya está harta de lavados de cerebro.

Nieves Moreno Gallardo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres