Blogia
Nieves Moreno Gallardo

Entrevista a MAG en Radio Europa Bailén / Visita penitenciaria a SAFA Úbeda.

POR NIEVES MORENO GALLARDO.

Antes de empezar, tengo el placer de comentaros que hoy, 23 de febrero, en el momento de publicar este artículo, contamos en casa con la presencia de mi hijo, debido a su segundo permiso de salida que le ha sido concedido por la Junta de Tratamiento del Centro Penitenciario de Jaén. En este caso permanecerá aquí hasta el domingo 27 completo, y tendrá que marcharse de nuevo el lunes.

 En primer lugar me gustaría comentar la entrevista que José María Martos, de Radio Europa Bailén, ha realizado a mi hijo durante la mañana de hoy. Previamente ha intervenido Ani, una prima de MAG, que nos ha mandado un saludo y nos ha dedicado en antena una canción que a mí me encanta:

Como las alas al viento, interpretada por la andaluza Rocío Jurado.

 “Me gusta la palabra LIBERTAD”, de José Luís Perales, ha sido la introducción para esta relajada charla con mi hijo, que durante casi 30 minutos ha narrado en directo lo que siente en estos días, cómo es su vida en prisión y ha tenido un recuerdo para algunos de los compañeros que están padeciendo en Jaén el mismo tipo de secuestro. Para finalizar, mi hijo a solicitado el tema Color Esperanza de Diego Torres para dedicárselo en agradecimiento a su prima Ani y a mi marido y a mí que también estábamos escuchándolo.

La entrevista aquí >>

http://www.goear.com/listen/31edfa5/23feb2011-entrevista-a-m-a-g-en-radio-europa-bailen-jose-maria-martos

 

 

 

Después de la entrevista, mi marido y yo nos hemos quedado escuchando esa emisora, y nos ha sido grato escuchar cómo han ido entrando en antena diversos radioyentes que han tenido palabras de ánimo para mi hijo, un gesto que desde aquí quiero agradecerles, sobre todo a una señora llamada Carmen que le ha dedicado un tema tan conmovedor y tan andaluz como la Salve Rociera.

No será esta la única aparición de mi hijo en los medios de comunicación, ya que mañana a las 17:30 vendrá a casa el equipo de Televisión Linares, también para grabar una entrevista. Eso es algo que también tengo que agradecerle pues, aunque lo ideal hubiera sido que se realizase en el estudio de TVL, Antonio Robles  ha demostrado su sensibilidad con la delicada situación de mi hijo (que recordemos que no quiere salir a la calle) proponiéndonos la entrevista aquí mismo.

 

 

Y ahora, otro asunto que quería abordar, es la experiencia tan emocionante que vivimos hace dos semanas en Úbeda. Todo comenzó el viernes 11 de febrero mientras charlaba diez minutos por teléfono con mi hijo sobre varios asuntos. Casi al finalizar esta llamada, me dijo rápidamente que al día siguiente iría a las Escuelas Profesionales de SAFA Úbeda para disputar un encuentro de fútbol. Yo le pregunté si mi marido y yo podíamos ir a verlo, apremiado porque quedaban pocos segundos, me respondió que no, y se cortó la llamada. No pudo volver a llamarme porque aquel día ya las había agotado todas. A pesar de lo que me dijo, mi marido y yo pensamos que podíamos pasarnos por Úbeda para verlo, aunque fuese, en el momento de bajarse del furgón policial, y luego pedir permiso para ver si nos dejaban entrar a ver el partido.

Al día siguiente bien tempranito Miguel y yo nos encontrábamos en la puerta de SAFA. Por allí ya había varios alumnos y profesores que se presentaban como voluntarios para recibir a los reclusos. Les preguntamos si podríamos pasar a ver el partido, pero ellos no tenían ni idea y nos recomendaron esperar para preguntarles luego a los funcionarios. Así que allí nos quedamos los dos esperando un rato.

Para sorpresa nuestra, no llegaron en furgón desde prisión, como esperábamos, sino que aparecieron montados en un autobús de Transportes Andalucía. En cuanto se bajaron, mi hijo se acercó sorprendido a darnos un beso y acto seguido se dirigió a los tres atentos funcionarios que también viajaban con ellos para preguntarles si podíamos acceder al interior. Estos funcionarios, no sólo no pusieron el menor impedimento para acceder a las instalaciones, sino que nos animaron, ya que habíamos hecho el viaje desde Linares, a quedarnos hasta el final de la jornada de convivencia, comida incluida. Mil gracias. El voluntario organizador de la Pastoral Penitenciaria, don José Luís, tampoco puso objeción. Y quien más encantado se mostró con nuestra presencia fue el sacerdote, también llamado don José Luís. Así, tuvimos ocasión de conocer y hablar con algunos compañeros del módulo de respeto en el que se encuentra MAG, como Javi (quien habitualmente redacta artículos para este blog), Juan y Kléber.

Tengo que decir que los chicos y chicas de SAFA, jovencísimos y jovencísimas en general, no tuvieron el menor reparo en dirigirse a los internos de prisión de igual a igual, de tú a tú, como si los conocieran de toda la vida. Al fin y al cabo, creo que los chicos y chicas eran conscientes de que hoy día, con las leyes que hay, en la cárcel puede acabar cualquiera. Incluso había algunos que ya conocían el caso de mi hijo y lo arroparon en todo momento. También quiero especificar que las fotos que utilizo a continuación están extraídas de la propia web de la Pastoral Penitenciaria.

Lo primero fue una foto de grupo a las puertas del edificio.

Internos del Centro Penitenciario de Jaén

Desde ese mismo momento, ya se respiraba el compañerismo entre las dos cuadrillas perfectamente integradas, voluntarios + internos. Después entramos al edificio y cada uno fue presentándose al resto a viva voz, incluidos los funcionarios y nosotros los padres de MAG.

Mi marido y yo junto a los chicos de la prisión...

También nos colocaron una pegatina en el pecho con nuestro nombre a todos y cada uno de los asistentes.

A continuación pasamos al polideportivo y los jóvenes disputaron un partido de fútbol sala donde reinó el bueno rollo y en el que al final terminaron jugando todos y todas mezclando los equipos. La comida en el salón también resultó muy gratificante pues pudimos sentarnos juntos y compartir conversaciones de los más variados temas. También salimos al patio, donde estuvimos tomándonos fotografías e incluso pude hacer amistad con una señora de Córdoba y con su hija, que habían ido como voluntarias.

Todos juntos.

El último acto de la jornada transcurrió en el interior de una pequeña capilla, donde se desarrolló una especie de debate dirigido entre dos chicos de SAFA y el sacerdote don José Luís. Me resulta difícil describir los momentos de intensa emotividad que se vivían cuando los jóvenes exponían en voz alta los sentimientos que habían experimentado a lo largo del día.

Capilla

Después colocaron algunas canciones en un ordenador y comenzaron a despedirse entre besos, abrazos, apretones de manos y alguna que otra lágrima. Parecían conocerse de toda la vida cuando en realidad se conocían hacía seis horas.

Esta experiencia también ha sido reflejada en el siguiente artículo publicado en la página de la Pastoral Penitenciaria de Jaén:

http://www.pastoralpenitenciariajaen.es/index.php?option=com_content&view=article&id=72:salida-a-ubeda&catid=11:actividades-en-el-exterior&Itemid=15

Debo reconocer ignorábamos totalmente este tipo de actividades (cosa lógica por otra parte pues se trataba de la primera vez que mi hijo asistía a algo así) y quedamos gratamente sorprendidos. Resultó que mi marido y yo habíamos acudido por la mañana con la intención de presenciar un partido de fútbol, y al final resultó que el partido fue, en nuestra opinión, lo más intrascendente de la entrañable convivencia. Como madre de uno de los internos tengo mucho que agradecer a la Pastoral Penitencia de Jaén primero por acogernos a mi marido y a mí con una atención exquisita, y segundo por organizar este tipo de actividades.

Nieves Moreno Gallardo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

igualdadnohembrismo -

hola nieves, un saludo a ti y a tu hijo, aquí te dejo un enlace contra las falsas denuncias de maltrato. Suerte.

http://www.peticionpublica.es/PeticaoListaSignatarios.aspx?page=&sr=401&pi=P2011N6269
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres