Blogia
Nieves Moreno Gallardo

David Fernández Parra, alias 'Papi'

Introducción

Hace unos días veríais que la primera versión de este artículo recibió algunas críticas encendidas por parte de tres amigos (solo tres) íntimos de David Fernando Fernández Parra. Críticas que reconozco que me han chocado bastante.

Bueno el caso es que acepto esas críticas a pesar de resultarme tan inverosímiles y, por eso, eliminé el artículo hace unos días y lo he revisado enterito para suprimir los fragmentos en los que reproduzco los comentarios y anécdotas vertidos por los propios amigos de David Fernando que, al fin y al cabo han sido mi fuente de información. Para que no se pueda volver a señalar que yo "caricaturizo" o ridiculizo a su amigo. 

 

El artículo en sí, revisado

Como bien sabéis quienes seguís mi blog desde el principio, ya adelanté hace más de dos años que poco a poco iría describiendo aquí a quiénes son los responsables de que sobre mi hijo haya recaído esta enorme injusticia.

Quiero encontrar la luz y quiero hallar la verdad para darla a conocer al mundo entero. Por eso no he parado nunca de interrogar a MAG, sobre todas y cada una de las circunstancias y sobre todos y cada uno de los actores que rodean esta disparatada historia. Investigo, indago, anoto, recopilo minuciosamente y corroboro por otras vías todos y cada uno de los datos que mi hijo me va revelando. Por eso apenas he dedicado un artículo en todo este tiempo a este joven llamado David Fernando. Pero ahora creo que ya dispongo de los suficientes datos como para, en esta ocasión, extenderme ampliamente. 

Empecemos. En verano de 2005, Miguel Ángel andaba buscando un apartamento en alquiler, cuando casualmente (maldita casualidad) a través de otro amigo retomó el contacto con David Fernando Fernández Parra, a quien conocía desde los catorce o quince años, pero cuya efímera amistad duró entre cinco y diez años hasta que perdieron el contacto. David Fernando (al que ahora llamaban "Papi" supongo que por tener unos 35 años y ser de los mayores de su cuadrilla) junto a otros dos muchachos (en este artículo los mencionaré como Melchor y Gabriel) había montado una empresa de programación en la calle Ventura de la Vega, al lado de la Peña Taurina Enrique Ponce, David y Melchor, comentaron a mi hijo y a EED (su novia de veinte años de edad, que lo acompañaba) que no conocían ningún piso en alquiler, pero que, si quería mientras lo encontraba, podía alojarse en el mismo donde tenían la empresa, ya que un par de habitaciones (sin amueblar) y de cuartos de baño se encontraban en buen estado y sin utilizar. Miguel Ángel aceptó  la propuesta y al día siguiente se instaló en unos de los dormitorios, ansioso ante todo por encontrar una paz necesaria, ya que se encontraba en plena época de exámenes para la Ingeniería Técnica de Minas.

 

EED, la novia de MAG, comienza a desconfiar de David Fernando.

Mi hijo presentó a EED a David, ya que no se conocían previamente. Al principio congeniaron bien a pesar de los quince años de diferencia entre ella y David, pero a los pocos día, ella comenzó a desconfiar del muchacho, asegurando que, a cada descuido de Miguel Ángel, David la miraba con ojos saltones y de forma muy sospechosa hacía zonas comprometidas. Mi hijo explicó a EED que, aunque había perdido el contacto con David hacía años, seguía manteniendo algunos amigos comunes que salían con el informático, quienes nunca dudaban en utilizar las anecdóticas aventuras sentimentales de "Papi" para echar unas risas. MAG relató entonces a EED, algunos de estos episodios "famosos", los cuales conocía a través de los citados amigos comunes con David. Episodios que el propio MAG contará en su libro (porque a éste sí será imposible callarlo después de más de dos años injustamente en prisión), pero que yo misma me auto-censuro para que nadie se ofenda conmigo. Si sus propios amigos no se hubiésen cachondeado de David delante de mi hijo ¿cómo iba yo a conocer episodios tan recientes de él).

Bueno, el caso es que, ante el panorama, EED evitaba ir al apartamento si no estaba segura de encontrar allí a mi hijo. Se evadía así de coincidir a solas con David. A pesar de ello, Miguel Ángel tenía que ser agradecido con su anfitrión, y pronto retomaron la amistad. David no tardó en confesarle que andaba bastante tocado anímicamente desde la ruptura con su novia. Por este motivo MAG, pasó a dedicar un ratito todas las mañanas a atender a este individuo. Él me ha asegurado que era lo menos que podía hacer por agradecerle el ofrecimiento del apartamento, pero yo sé que en realidad es que mi hijo jamás ha dudado en escuchar a quien lo ha necesitado.

Retomando la historia de MAG, éste llevaba alojado unos días en el apartamento de David, cuando EED quedó fascinada, a través de un Chat y de unos SMS, con un periodista paranormal que se identificó como el malagueño Francisco Contreras. Circunstancia que ella nunca ocultó a mi hijo, mostrándole incluso el e-mail y el nº de teléfono de su nuevo amigo. Sin embargo, a partir de ese momento, ella se volvió con mi hijo extremadamente quisquillosa, cascarrabias, caprichosa, antojadiza, iracunda...En busca del enfrentamiento constante. Lo cual, lógicamente, deterioró enormemente la relación sentimental con MAG, quien decidió esperar pacientemente al final de los exámenes para mantener una conversación en la que EED le aclarase por qué su carácter había cambiado de la noche a la mañana tras haber conocido al malagueño. Pero veremos que no le dio ni tiempo.

Finalizados los exámenes, mi hijo y EED se citaron en el apartamento de David para ver una película, pero ella no apareció, y Miguel Ángel estuvo llamándola preocupado durante toda la noche. Pero no es que ella no respondiese, sino que directamente tuvo su móvil apagado. A la mañana siguiente, si respondió, reconociendo sin inconveniente que habìa estado de fiesta hasta el amanecer con una amiga. Melchor y David acudieron al apartamento, encontrando a MAG totalmente indignado. Cuando ellos le preguntaron por el motivo de su estado, él no tuvo problema en comentarles el plantón que acababa de sufrir de manos de su novia.

Al día siguiente (yo sin saber nada de esto) hablé con mi hijo para que viniera a casa, para vivir con nosotros sin tener que estar "de prestado" en el apartamento de nadie. A regañadientes (cabezota como él solo) aceptó y regresó, no tardando en contarnos que EED estaba insoportable porque todo le parecía mal, detallándonos las últimas incidencias de su relación. Otro dos días después, acudió a casa de ella para la charla pendiente que tenían, con el fin dejar allí un par de cosas que había estado usando en el apartamento de David y, de paso, aclarar qué que estaba pasando con el malagueño. Pero su madre abrió la puerta y, muy secamente, le dijo: "Mi hija no está, deja ahí las cosas", sin más explicaciones.

Mi Hijo regresó abatido a casa asegurándome que EED se había largado a Málaga con el tío ese de Internet, sin que yo pudiera hacer nada por retractarlo de aquella idea que a mi se me antojaba absurda, más que nada porque ninguna madre en su sano juicio subvencionaría un viaje tan arriesgado. ¡Lo había conocido hacía unos días!. Aunque las amigas de EED tenían instrucciones de no revelar su paradero, MAG sabía perfectamente a cual de ellas y cómo preguntarle, hasta que una le confesó que, efectivamente, mantenía contacto telefónico con EED, alojada en Málaga con su nuevo amigo. "Pero no te preocupes, ella me ha dicho que Fran es muy feo y que no es para nada su tipo". Pero, a pesar de tal aseveración, mi hijo no dejó de sentirse traicionado y dio por zanjada su relación, a la que le faltaban pocos días para alcanzar los tres años.

 

David y Miguel Ángel en pre-Feria, más unidos por sus rupturas sentimentales.

MAG, que aún tenía que volver al apartamento de David Fernando para llevarse algunas cosillas, contó a este la forma tan espectacular en que había roto con EED. Para convencer a David (que no daba crédito como yo) de que ella estaba en Málaga, mi hijo accedió delante de él al listado de llamadas telefónicas en la página de Amena. Lista de llamadas que estaba a nombre de Miguel Ángel y no de ella, dato importante que aclaro con énfasis porque después se ha intentado decir que mi hijo accedía indebidamente a las facturas de ella, eran de él, pagándolas él, aunque luego las usase, en cesión, ella. Pues como decía, en ese listado de llamadas le mostró a David que, hasta el día en que ella voló, EED llamaba a Fran a diversas horas del día, explayándose sobre todo a altas horas de la madrugada. Llamadas que, como digo, cesaron al mismo tiempo que ella se esfumó de Linares.

Mi hijo escribió algunas cartas que no tuvo inconveniente en mostrar a David porque en ellas no escribía nada malo. De hecho, yo también las leí antes de el envío. Concretamente mandó una carta a la madre de EED, otra a una amiga común, otra al malagueño y dos o tres e-mail a EED que ella misma respondía desde Málaga. Con ello pretendió aclararle a toda esa gente los motivos de su decisión de romper con EED, despedirse para siempre y zanjar el asunto definitivamente.

A partir de entonces David, llamaba a Miguel Ángel para salir a pasear sosegadamente. Pero MAG (que sí es cierto que pasó aquellos días mal, mal, mal, hasta el punto de llegar a contagiarme su tremendo desánimo) casualmente retomó el contacto con Valeria, una muchacha a quién conocía desde hacia muchos años y con la que había perdido el trato (como con tantísima gente) a raíz de empezar con EED. Durante aquellos paseos, David le preguntaba a mi hijo cómo se encontraba tras la recuperación de la amistad con Valeria, que planes de futuro tenía con ella, etc... Los dos se sentían dolidos por el cese fulminante de sus respectivas relaciones, y David parecía alegrarse por la recuperación de MAG. Y parecía que todo eso los unió. Además de todos estos temas, mi hijo me ha contado que, al ser ambos apasionados de los ordenadores, se entendía a la perfección con David, y por ello además de temas personales también mantenían interesantes (para ellos) charlas acerca de internet, redes de comunicación y seguridad informática. Daba la sensación de que aquel joven se preocupaba por el estado anímico de Miguel Ángel y yo me sentía tranquila cuando me decía "Voy a darme una vuelta con David".

En la tarde del 27 de agosto (el que hubiera sido el tercer aniversario de MAG con EED) llamó a David para, aún considerándolo su confidente, tomar un café y hacerlo partícipe de dicha ilusión por aquella chica de 25 años que lo estaba comprendiendo, entendiendo, alentando y apreciando y con la que iba a salir aquella primera noche de la Feria de Linares casi convencido de que sería la primera de una nueva relación sentimental. Y lo que pasó unos días después en la feria ya lo sabéis. así que lo resumo: Cuando EED regresó de su gira veraniega, encontró a mi hijo con Valeria delante de la caseta de Don Lucas, salió enfurecida echando leches y jurando odio eterno a mi hijo. Por lo visto la niña pensaba que estaría esperándola como un pasmarote a que volviese de Málaga.

 

Post-feria. El lado oscuro comienza a absorver a David.

MAG, David Fernando y otros tres amigos salieron un sábado a dar una vuelta a primera hora de la noche. Estuvieron en el Pub Pequeño Saltamontes, en calle Sagasta. Aquella noche, puesto al día sobre cómo iban las cosas con Valeria, David le dijo alegrarse un montón de que ahora hubiese dado con una muchacha que daba continuas muestras de madurez y, en absoluta confianza con mi hijo, opinó que durante los pocos días que había coincidido con EED le había parecido una auténtica cría, sobre todo una noche que Miguel Ángel sufrió un desvanecimiento y ella, en vez de quedarse a dormir con él para no dejarlo sólo, se marchó a su casa a dormir tranquilamente. "lo que yo no sé es cómo aguantaste tanto con ella" aseguraba David. A cierta hora, los cinco amigos se plantearon ir al Pub Gabbana, propuesta que MAG no aceptó porque había quedado con Valeria para salir por sitios poco concurridos, evitando una desagradable coincidencia con EED.

Al mediodía siguiente, Melchor Turina (recordemos, socio de la empresa de programación) llamó sobresaltado a mi hijo preguntándole si conocía el paradero de "Papi". Miguel Ángel le respondió que estuvo con él en el "Saltamontes", pero después se marchó con Valeria cuando David y los otros se dirigían al Gabbana. Entonces Melchor (a éste le conozco personalmente y es un chico estupendo) explicó que la madre y la hermana de David "Papi" andaban buscándolo muy preocupadas porque no sabían dónde estaba y tenía el móvil apagado.

MAG se quedó intranquilo y, por la tarde, decidió llamarlo. Cuándo le preguntó dónde había estado la noche anterior, David guardó silencio durante varios segundos y después titubeo: Pues anocheee...ehmmm estuveee. .yo qué sé tío, que me perdí...ahhmm...me perdí y ya está. A mi hijo le extrañó que David evitase detallarle la ruta de su sábado noche, algo que jamás había ocurrido para ninguno de los sábados anteriores que habían retomado su amistad.

Una semana después, Miguel Ángel habló con uno de los amigos con quien había estado la semana anterior en el "Pequeño Saltamontes". Este le contó que menos mal que no quiso ir al Gabbana, porque allí se encontraron con EED que iba con una amiga que, al poco rato se marchó. Después de un par de consumiciones, el grupo de amigos de MAG abandonaron el Gabbana, quedándose allí, "Papi", quien se había acomodado en una animada charla con EED. Yo supongo que ella se estaba tragando su desconfianza hacia David, por tal de sacarle información sobre mi hijo. Cuando mi hijo se enteró de todo, mandó un SMS a David haciéndole ver que no se esperaba eso de un amigo, sobre todo el que, después de haber desaparecido hasta el día siguiente, le hubiese ocultado su juerga con EED hasta el mediodía posterior. Yo, la verdad, es que aluciné en colores cuando Miguel Ángel me contó lo que acababa de hacer el que hasta entonces había sido su amigo.

Y desde ese momento pasaron muchísimos meses hasta que volviéramos a saber de David, periodo de tiempo en el que MAG se centró en su nueva compañera, pasando olímpicamente de su ex-novia y de su ex-amigo.

Tampoco me voy a extender en lo que ocurrió en la nochebuena de 2005. Como se ha explicado en este blog, el engañado hermano de EED asaltó y golpeó salvajemente a mi hijo en una discoteca. Miguel Ángel lo denunció y, al rato, o sea cinco horas después, EED acudió a justificar la atrocidad de su hermano denunciando a MAG por malos tratos desde antes que acabase la relación. Al final de la infame denuncia aparecía lo siguiente.

Que la denunciante quiere hacer constar que ha tenido conocimiento por DAVID FERNÁNDEZ PARRA, c/ Cásnovas del Castillo, que Miguel Ángel en su día le ofreció dinero por facilitarle el acceso por control remoto a su ordenador y a todos los documentos que tiene en él, pero el tal David se negó, que en presencia del tal David su excompañero Miguel Ángel accedió a sus facturas telefónicas en internet.---

Podría pensarse que, de toda la denuncia, esa es la parte que más sorprendió a mi hijo, pero ni mucho menos, ya que toda la denuncia en sí era disparatada. También la trascribí al completo en este blog hace ya dos años y pico.

Cuando David Fernando acudió a prestar declaración con presencia de las letradas de ambas partes, cometió la torpeza de afirmar que era tan solo 25 euros la cantidad que Miguel Ángel le ofrecía por entrar de forma remota en el ordenador de EED, cuando MAG me ha explicado que por un trabajo así habría que pagar por lo menos 500 euros. Además, mi hijo tiene conocimientos de sobra para realizarlo por él mismo, pues es Técnico Especialista en Informática de Gestión, Técnico Superior en Sistemas de Administración de Sistemas informáticos y Técnico Instalador de Redes Informáticas ¿para que querría mi hijo arriesgarse a que ejecutase tal trabajo otro que pudiese delatarlo?

La abogada de MAG solicitó un careo con David, un "cara a cara" delante del juez, pero el magistrado lo denegó a sabiendas de que mi hijo ya había comenzado a defenderse con uñas y dientes  dando sobradas muestras  de que dialécticamente se comía con papas al David este, cuya argumentación, además  era tremendamente inconsistente.

David incluso quiso presentar un tocho de conversaciones mantenidas con MAG a través del Messenger, como prueba de que le había ofrecido dinero, pero el Juez descartó esa prueba por más inconsistente todavía, ya que esos archivos (llamados "logs" en argot informático) pueden modificarse a placer y hasta crearse enteros con cualquier editor de textos (Word, Wordpad e incluso Notepat), por lo cual, las conversaciones contenidas en ellos podían estar manipuladas íntegramente. Hasta yo misma, con lo poco que sé, podría falsear un log. Mi opinión, ahora que entiendo un poquito de informática, es que el tal David las creó enteritas, de pé a pá, para hacer más daño a mi hijo. Qué malo debe ser tener envidia de que mi hijo rompa con una chica y enseguida tenga otra.

 

La guinda de la traición.

Durante dos años no volvimos a saber nada sobre el ex-amigo de Miguel Ángel, hasta que vimos el nombre de David Fernández Parra entre la lista de testigos que presentaba la acusación cuando nos entregaron la citación para el juicio donde se pedían más de 4 años de prisión para MAG. ¿Qué le pasaba a David? ¿Por qué cometía esa tropelía contra mi hijo? La verdad es que no consigo explicármelo. ¿Por qué David pasó de criticar, cada vez que tenía ocasión, el comportamiento irresponsable de EED, a poyarla hasta el punto de estar de acuerdo en testificar habiendo cuatro años de cárcel en juego?

Juez José Antonio Lucini Nicás: ¿Jura o promete decir la verdad?

David Fernando Fernández Parra: Juro

Juez: ¿Es usted amigo de EED?

DFP:

Juez: ¿Conoce usted al acusado?

DFP:

Juez: ¿Es también su amigo?

DFP:

Juez: Amigo de los dos, entonces.

DFP:

Juez: Conteste a las preguntas del fiscal.

 

Fiscala: Eehh ¿Qué pasó con el tema del ordenador? El acusado le ofreció dinero ¿Para qué?

DFP: Sí, me ofreció dinero para...

Fiscala:(interrumpe) Miguel Ángel

DFP: Miguel Ángel, sí...eeehhh. Miguel Ángel me ofreció dinero para, ahmm, lo que es ehmm, acceder a los datos del ordenador de EED.

Juez: ¿Es usted informático?

DFP: Sí

Fiscala: ¿Y usted que le dijo?

DFP: Pues le dije que no. Él me propuso incluso pagarme paraaa...ahmm, para introducirme en el ordenador de EED dado que él tenía sospechas de que le había puesto una denuncia. Entonces él quería saber siii... si realmente se la había puesto o no. Entonces me pidió que accediese a su ordenador.

Fiscala: ¿Hablaba él de EED delante suya? ¿Hacía comentarios de ella?

DFP: Sí

Fiscala: ¿De qué contenido eran?

DFP: MMmmmmmmm...bueno pueeesss...vamos a ver...

Fiscala: (interrumpe para desatascar al testigo) ¿Eran agradables?

DFP: MMmmmmmm... no, a veces no. A veces, por ejemplo, cuando ella no contestaba al teléfono pues pensaba que había estado toda la noche de fiesta, ooo...

Juez: (interrumpe para ir al grano) ¿La insultaba?

DFP: MMMm... No que yo haya visto.

Fiscala: En su declaración dice que sus comentarios eran bastantes humillantes, que estaba bastante obsesionado.

DFP: Sí.

Fiscala: Que en su día del aniversario le dijo que tenía intención de suicidarse. ¿Eso es cierto?

DFP: Sí

Fiscala: EEehhh...¿y le comentó algunas de las cartas que le estaba mandando?

DFP: Sí

Fiscala: ¿ Y le dijo por qué lo hacía?

DFP: Por qué lo hacía no. Me dijo, vamos, que estaba intentando justificar algo. Yo veía que estaba intentando justificar algo. Y yo le decía que no hacía falta que justificara nada. Que se estuviese quieto. Pero no quiso.

Fiscala: Por último. El famoso video que no se sabe finalmente su autor, como la Policía manifiesta, usted dice en su declaración que el lenguaje descriptivo que se usaba en el video era el que usaba Miguel Ángel. ¿Eso por qué lo dice usted?

DFP: Por el tipo de lenguaje, por...por las frases como se construyen.

Fiscala: ¿Y sigue manteniéndolo a la fecha de hoy?

DFP: Sí

Letrada de la acusación: ¿Podría decirse que el acusado esta obsesionado?

DFP: Sí, de hecho me lo llegó a comunicar a través de Internet.

Acusación: ¿Por qué le dijo el acusado que se quería suicidar?

DFP: Porque era el día de su aniversario.

Acusación: Usted dice que el acusado le mandó el siguiente mensaje vía internet "yo quité su virginidad y le he ensañado todo lo que sabe de sexo y ahora es una leona".

DFP: Sí, sí, sí.

Acusación: ¿Recuerda usted que llegó incluso a leerle las cartas?

DFP: Sí

Acusación: ¿De cuántos folios eran las cartas?

DFP: MMmm...alguna cartaaaa...incluso catorce folios.

Acusación: ¿Y qué contenían?

Juez: Constan en autos y no es necesario que conteste a esa pregunta. Defensa.

Letrada de la Defensa: ¿De qué conoce usted a Miguel Ángel?

DFP: Pues a Miguel Ángel lo conozco en la época del Instituto, a través de otras amistades.

Defensa: Usted sabe que Miguel Ángel tiene titulación en informática, y que tiene conocimientos más que de sobra para hacer lo que usted afirma que supuestamente le pidió que hiciera?

DFP: Mm

Juez: (interrumpe) La pregunta es impertinente.

Defensa: ¿Entrando en el ordenador de EED era posible ver si había denunciado a Miguel Ángel?

DFP: Yo no lo sé porque yo no sé el contenido del ordenador.

Defensa: Bien, no hay más preguntas.

Juez: Que entre Valeria.

 

Y ahí quedó la actuación estelar que estoy cortando del video original para mostrar en Youtube cómo titubea y la cara de apuro que muestra una persona que se implica en un aquelarre para encarcelar cuatro años a un inocente. Cinco minutos para la historia y para que se acuerde siempre del granito de arena que puso para el encarcelamiento de quien recíprocamente le apoyo tras su última ruptura cuando peor estaba de ánimo.

Después, con mi hijo ya sentenciado definitivamente, hay que ver lo que es la vida (y lo que es vivir en una ciudad pequeña) un día me encontré por la calle a la madre de David Fernando, a la que conozco hace años, y haciendo uso de esa amistad, la pare por la calle, pienso que calificar de "acoso" a un encuentro fortuito con esta mujer en pleno centro de Linares, es PURA DEMAGOGIA y es defender lo indefendible, máxime si tal califiación proviene de alguien que conoce a la perfección las dimensiones de esta ciudad y lo que pasa en las OCHO PUERTAS, lugar donde vivimos. ¿Qué carajo voy yo a acosar a nadie, si me la he vuelto a encontrar muchísimas veces y no he vuelto ni a mirarla, ni pienso hacerlo nunca?. El caso es que cuando ME LA ENCONTRÉ no pude evitar preguntarle qué le parecía la canallada que su hijo había cometido contra el mío, lo que originó que esta mujer se alterará incluso se le escapó decir que una noche  encontró en su casa durmiendo a EED. Sobre este episodio sí que, en su momento, escribí el siguiente artículo: http://nievesmoreno.blogia.com/2009/021401-palos-de-ciego..php

¿Ha sido David Fernández una víctima más de EED? Hay quien lo asegura, pero yo pienso que tal afirmación sólo puede venir de alguien que se jacte de ser amigo suyo, pues lo único que pasó por la cabeza de David que "a río revuelto, ganancia de pescadores". Por eso, el comentario que dejó un amigo de David, afirmando que éste había sido otra víctima de EED, me parece de lo más humillante para mi hijo a quien estoy segura de que tampoco le hará ni chispa de gracia. Esa misma equiparación levantó ampollas hace un par de semanas, cuando Bildu afirmó que tanto los asesinados de ETA como los asesinos de ETA eran víctimas. Menudo guirigay se montó, y con razón, cuando se pusieron al mismo nivel a víctimas y verdugos mediantes esas declaraciones. Pues ahora me siento MUY OFENDIDA con que alguien sea capaz de poner a mi hijo al mismo nivel que uno de sus verdugos.

 

 

Mientras MAG está en prisión (regresó a ella el 11 de agosto de 2011, después de un permiso ordinario) he publicado este artículo bajo mi absoluta responsabilidad, basándome en el testimonio que mi hijo me retransmitió en 2005 y de otras personas allegadas a David y en la grabación del juicio oral del 29/9/2008. Supongo que Miguel Ángel va a flipar cuando vuelva a salir de permiso (a finales de octubre) y, a través de este artículo, sea consciente de los dos años que he empleado recuperando antiguas anotaciones de nuestras conversaciones y resolviendo así todo este compecabezas llamado David Fernando Fernández Parra.

Ahora me estoy documentando sobre un tal David Cabezas que declaró en el juicio antes que David Fernando Fernández. Muchos y muchas se piensan que después de haberse comido MAG más de dos años de cárcel, nos vamos a quedar sin fuerzas. Aún me quedan cosas por contar.

Nieves Moreno Gallardo

30 de Agosto de 2011

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Nieves Moreno -

Gracias Jose Antonio.

JOSE A. -

Un saludo Nieves, muchos recuerdos para todos.
Un saludo.
José Antonio.

Alfonso -

Sin comentarios Nieves. Sigo sin estar de acerdo en algunos comentarios que dices pero solo quiero felicitarte ya que al menos no ha habido insultos ni has faltado al respeto a nadie.

Un saludo.
Alfonso.

Nieves -

Sr. Enric
Muchas gracias por sus palabras y por el seguimiento que esta llevando del caso de mi hijo.
Efectivamente el próximo permiso esta previsto para el mes de octubre, volverá a salir otros seis días.
Un cordial saludo.

Enric Planas Meoro -

Querida Sra. Nieves. A estas alturas ya no sé quién es más idóneo para escribir el libro sobre el caso MAG, ¡si su hijo o Vd.! Fenómeno trabajo de investigación. Felicidades.

Más que comentar el artículo quería saber qué tal se encuentra Miguel Ángel y Vds. Leo que regresó el pasado 11 de Agosto a prisión y que su próximo permiso está fechado para Octubre. ¡Ojalá el tiempo pudiera volar!

Una vez más mi más sincero y sentido apoyo.

Atentamente,

Enric Planas
Desde Salt (Girona)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres