Blogia
Nieves Moreno Gallardo

COMO TE VES ME VI, Y ME VOLVERE A VER, PERO MEJOR

 Por Francisco Javier Peréz Muñoz.

Así es. Durante mi juventud siempre fui una persona con la aspiración de aprender un oficio que me permitiese poder administrarme yo solito. Hasta el punto de que, con sólo 16 años, ya trabajaba en Madrid como oficial de segunda en la decoración de escayola de interiores y exteriores. La vida me sonreía y estrene mi mayoría de edad como oficial de primera con carné de conducir y coche propio. No me faltaba de nada: salud, trabajo, una vida en armonia y el cariño de las personas importantes de mi vida, entre quienes se encontraba mi novia Sara. Aunque todo iba sobre ruedas con ella, me pretendía una agazapada mano negra, en aquel momento sólo amiga, que disimulaba día a día la maldad que su corazón escondía. Hasta que consiguió que Sara y yo rompiésemos, y me conquistó aprovechando el bajo estado anímico en el que me encontré. Todo el mundo me aconsejaba que volviese con Sara porque le daba mil vueltas y con ella estaba mejor, pero a mi me resultaba imposible identificar la perversidad que aportaba en su ADN esta persona que ahora habia suplantado a Sara en mi corazón, porque yo procedo de una familia sencilla, humilde y preocupada por inculcarme solamente valores como el honor, la humanidad, la generosidad con el prójimo y la alegria de vivir. Nunca creí que algunas personas que iban poniendo buena cara llegarían a convertirse en un manantial de malicia.

Aunque hoy por hoy tampoco quiero saber nada de la maldad, la vida me ha obligado a ver su rostro y a reconocerla a kilometros. Pero para mi, esto sólo ha sido una experiencia desagradable pues yo seguire siendo el mismo. Es indudable que estoy pasándolo bastante mal, no por haber perdido la libertad (que ya es tremendamente duro) sino por haber visto pisoteado mis derechos como ser humano. Me han etiquetado, humillado y machacado. Y lo que más me duele es la terquedad de políticos y jueces, interesados en seguir matando moscas a cañonazos. Que no se hayan parado a pensar en aquellos que, queriéndome y confiando en mi palabra, y sabiendo que yo no le haría daño ni a una mosca, son quienes están sufriendo colateralmente esta inmensa mentira que han creado entre unos y otros.

Pero he llegado a la conclusión de que pretenden hacernos creer que esta clase política tiene preparación y cultura, y que nos conduce con sus leyes por el camino correcto. Pero la realidad es otra, amigas y amigos, porque los que están en el poder buscan más y más de lo que tienen: Dinero y todos los elementos putrefactos que ello conlleva. Desgracidadamente tenemos que vivir con el maldito dinero. Nunca he sido una persona avariciosa como las que juegan con su salud por los billetes. Como Oficial de primera he llegado a ganar bastante,  pero siempre he pensado ¿para qué buscar más dinero cuando se tiene suficiente para vivir?. No sé por qué, pero la verdad es que en mi interior siempre he sentido malas vibraciones respecto al ansia monetaria. Basta con mirar al mundo para darse cuenta de lo que el maldito dinero esta haciendo. Guerras donde hasta los propios hermanos se matan por pasta y administración de justicia que se vende al mejor postor como si fuera mera mercancía. La moneda también provoca hambre porque, si no es por ella, casi nadie mueve un dedo en favor de los desfavorecidos. Se trafica con drogas y órganos humanos como riñones, páncreas e hígados. En esta lista de calamidades, no podían faltar las mentiras para conseguir ayuda del gobierno que curiosamente siempre les dan a las mismas personas, a las que más tienen, quedando en desamparo quien realmente las necesita. Entre estas mentiras y estas ayudas, ocupan un lugar estrella las DENUNCIAS FALSAS por VIOLENCIA de GÉNERO que resultan altamente lucrativas para quien las formula y extremadamente perjudiciales para quien las recibe. Y así podría enumerar lo inimaginable. Esa gentuza demuestra constantemente que, con riendas de mentiras y a lomos del dinero, se tuercen y se rompen los pilares de la madre justicia.

Por todo este sufrimiento y daño que me han hecho, sin ni siquiera escucharme, he ratificado que mi alma es pura puesto que esas personas no me despiertan rencor, sino piedad porque viven en la falsedad. El tiempo será testigo de cada persona y de cada inmoralidad que haya cometido. Yo, dolido y traicionado, seguiré obrando bien en busca de lo que no hay; personas con corazón, de hecho yo he encontrado alguien así, mi amigo Miguel Ángel García Moreno, otra víctima de los atentados cometidos en nombre de la justicia.

Mientras tenga vida pienso luchar hasta el fin por ser el  Javi que fui, que soy, que seré, y que todo el mundo reconoce. Alegre, honesto, humilde, cariñoso y, lo más importante, querido por ser incapaz de hacerle daño a nada ni nadie. Es por todo esto que, mientras pueda levantarme cada mañana, voy a luchar por los que me quieren. También intentaré ayudar a los que no, explicándoles que todas las personas somos iguales y que si todo el mundo quisiera el bien de sus hijos y nietos, y no anhelara ser el mas anunciado en  televisión, o las mas fotografiada o entrevistada en periodicuchos, sea la forma que sea, haciendo daño sin pensar ni siquiera en sus hijos  creando mas mentiras en el mundo. Y todo por dinero, lo que más hay aunque nos quieran vender la moto de la crisis.Eso es una gran farsa, porque los que mandan viven rodeados de lujos y despilfarrando nuestro dinero.

Estoy seguro al 100% que esta vida me aguarda algo bello, hermoso y pacifico. No busco el tener más que nadie. Me conformaré con lo justo y necesario, porque no es más rico el que mas tiene, sino el que menos necesita. Lucharé hasta el fin de mis días por la paz y por lo justo. Cada día veo más cerca la salida de este castigo del que me han hecho víctima, y eso lo sabe perfectamente quien me ha denunciado/condenado y Dios. Nadie se puede imaginar lo duro que resulta tener que padecer este estigma al que me han sometido injustamente. No hay un momento del día en el que deje de preguntarme ¿qué hago yo en este lugar?  Pero nunca tiraré la toalla ni dejaré que me posean los demonios  de la venganza sobre quien sabe perfectamente que me ha provocado sufrimiento extremo. Muchas veces me pregunto si esto estaba escrito en la prueba de la vida con intención de que me percatase de que ese demonio me terminaría quitando la vida y de que conociese verdaderos amigos aquí en prisión.

Por eso nunca dejaré de ser la persona que mi interior me dice que soy. Cada día me siento más orgulloso de afrontar la vida con dignidad, alegría, perdón, justicia y pacifismo. No saben ustedes lo bien que me siento de esta forma,  máximo en esta situación de ansiedad injusta.

Satisfecho de haber escapado de una vez de la tentación ejercida por un demonio por la mano negra, que durante años controlaba mi alma. Feliz, en armonía conmigo mismo y percibiendo la paz lejos de aquella tentación. Cuando uno descubre verdaderamente estas sensaciones se siente la persona más feliz del universo. Mi mente solo visualiza una cabaña en la montaña, animales (que me encantan), un lago enorme, árboles grandes moviendose por el viento, pájaros cantando alegremente, una persona al lado que me respete, el amor de todos mis seres queridos  y el mas importante (que yo tengo) el de mis dos hijos.

Con todo esto quiero transmitir al mundo entero que encontrar la felicidad y la paz solo es cosa nuestra, sin necesidad de dinero ni de mentiras. Que lo que piensas y lo que manifiestas es lo que eres. Que cada uno debe encontrar su YO verdadero haciendo el bien con el mínimo ruido. Con eso no hace falta nada material. Esa forma de alcanzar la paz no tiene precio.

Gracias a todas las personas que me apoyan con sus comentarios y con la difusión en internet de estas palabras. A todos mis seres queridos y amigos de verdad que no me abandonan en los peores momentos, y mis máximos respetos a las personas REALMENTE MALTRATADAS.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres