Blogia
Nieves Moreno Gallardo

A MI NADIE ME PUEDE COARTAR MI LIBERTAD (E.E.D. 29/9/2008) Y OTROS DESACATOS A LA LEY

Antes de pasar a comentar la frase del titulo, pronunciada por la que denunció a mi hijo, durante el juicio de género que tuvo lugar el día 29 de septiembre de 2008, no puedo dejar de pasar la oportunidad de comentar algunos de los cargos ministeriales que el PSOE impuso a ZP el pasado 21 de octubre de 2010 para que no siga cagándola. Lo único que más me pregunta la gente es qué me parece  la  supresión  del  Ministerio  de Igual-Da. Pues la verdad que a mi ni fú ni fá, porque eso no va a sacar a mi hijo de la cárcel y, respecto a Bibiana Aido, pues tampoco puedo alegrarme de que la hayan nombrado Secrataria de Estado para la Igualdad, porque ahora tendrá menos trabajo y cobrará lo mismo o más. La eliminación del ministerio florero era algo que se veia venir desde hace tiempo.

Lo que me ha sorprendido bastante el que PSOE haya nombrado Ministro de Trabajo a Valeriano Gómez, quien hasta hace menos de un mes fue sindicalista opositor a la reforma laboral que debe aplicar ahora a rajatabla, y que la nueva ministra de sanidad sea Leire Pajin, una mujer que no sabe ni lo que es el paracetamol.  En fin felicidades a Pajín y a sus pajineros.

Otro aspecto que no me cuadra es el sistema de premios recompensa de ese partido que tiene poco de socialista y menos de obrero. Trinidad Jiménez cosechó su primer gran fracaso cuando fue vapuleada por Gallardon en Madrid, no tardando en ser galardonada con el Ministerio de Sanidad. Pero es que resulta que, después de perder las primarias contra su compañero Tomás Gómez, ella misma afirmó que aceptaría el ofrecimiento del vencedor para formar parte de su equipo y trabajar codo  con codo con él. Sin embargo donde dije "Digo" digo "Diego", y ahora acaba de aceptar, como premio, el Ministerio de Asuntos Exteriores. El segundo premio que le dan por perder a la que, mientras estuvo en Sanidad encargó más vacunas contra la gripe A que habitantes tiene China.

Aunque, sin duda, lo realmente positivo de todas estas alteraciones ministeriales es que,  gracias a Jáuregui y a Rubal-Caga vamos a perder de vista la desagradable efigie televisiva casi  diaria de Teresa Fernández de la Vega. Su imagen ultrafeminista ha sido utilizada por ZP hasta la saciedad y ella encantada de la vida por haberle hecho el trabajo sucio a su jefe. Sus propios colegos y colegas han acabao hasta el moño de Fernández de la Vega porque queria ser la niña del bautizo, la chica de la comunión, la novia de la boda y la muerta en el entierro.

De todas formas, mil cambios pueden llevar a cabo los sociatas, que mientras el Cejas siga al frente del timón, seguimos rumbo al desastre.

Y que este artículo no sirva para que nadie me encasille en las filas del PP, porque cuando estos ganen las próximas generales(si las ganan) empezará a darles lo mismo o más. Son el mismo perro con distinto collar (perdón).

Ahora vamos con la descarada frase que la carcelera de mi hijo osó pronunciar delante de Su Señoría Lucini Nicás en el juicio que entre ella y la fiscalía orquestaron contra mi hijo.

En el primer auto que se dicto en diciembre de 2005 para protegerla de las garras de mi hijo, la jueza especificaba claramente que, estudiando los dos la misma carrera en la misma universidad, la denuncianta debería asistir a clase en turno de mañana y mi hijo acudir en turno de tarde.

Como era de esperar, ella se saltó este dictamen a la torera, permitiéndose la desvergüenza de ir todas las tardes a la Universidad de Linares sabiendo que mi hijo se encontraba en el mismo edificio. Inevitablemente en una ciudad tan pequeña como Linares, la noticia del problema surgido entre los dos corrió como la pólvora, así que tanto profesores como alumnos estaban al tanto, avisando siempre a mi hijo para que tuviera prudencia cada vez que alguien la veía por allí. Entonces Miguel Ángel, sin tener por qué, permanecía dentro de clase sin asomarse al pasillo (ni siquiera para ir al servicio) intentando evitar más problemas. Temía que, de ser cazado, ella se inventase algo para ser amparada por la justicia.

Como así estuvo a punto de ocurrir una tarde en la que ella se tomó la licencia de entrar en la misma clase de Fisica para sentarse justo en la mesa de delante de mi hijo, para que le viese bien la espalda. A los pocos minutos ella se levantó, dirigiéndose a la mesa del profesor para susurrarle algo al oído. El profesor se encogió de hombros y comenzó la clase. Airada agarró su carpeta y sus papeles y salió disparada para urgencias fingiendo un ataque de ansiedad. Yo diría que el ataque fue de soberbia, ya que no consiguió su proposito y es que después nos enteramos por el mismo Sr. Director de la Escuela Politécnica que lo que ella le habia pedido al profesor era que expulsara a mi hijo en base a la orden de alejamiento.

Al conocer yo todas estas perrerías universitarias que estaba tramando contra mi hijo, quise comprobarlas con mis propios ojos, yendo varias veces a la universidad para hacer guardia a unos 20 metros de la puerta, hasta que la veía llegar. Cuando certifique que la denuncianta se presentaba allí todas las tardes, acudí directamente a la letra de mi hijo para inofrmarle de lo que estaba presenciando a diario. Nuestra letrada se lo comunicó a la letrada de la denuncianta y al policía que trabajaba incansablemente por "salvarle la vida a diario". Mi intención era que alguno de los dos le pidiera a la santa víctima que dejase de acudir a clase por la tarde para que mi hijo pudiera ir sin miedo.

Lo sorprendente es que a pesar de saberlo todo el mundo, esta mujer seguía yendo después de declarar que tenía pánico de mi hijo ante la jueza, ante el policía y ante la psicóloga del instituto de la mujer. ¿Dónde estaba ese supuesto pánico cuando ella misma se metía a diario en la boca del lobo? Como mujer, estoy segura que si tengo pánico de un hombre, no me acerco "ni harta de vino" por donde sé que me lo voy a encontrar, por mucha orden de alejamiento que me ampare. Así que no me explico por qué ella iba a clase sabiendo que "el peligro" rondaba por allí. Cualquier mujer que realmente haya sido maltratada se aleja por si misma del maltratador, sin que ningún juez dicte medida de alejamiento. Sin embargo, este caso era al contrario. Mi hijo, ateniéndose a lo ordenado por la jueza, iba a clase escondiéndose y con miedo.

Todo lo que acabo de relatar, tuvo su continuación en el esperpéntico juicio-teatrillo del 29 de septiembre de 2008 en el Juzgado de lo Penal nº 1 de Jaén. Cuando se le preguntó a la denuncianta por el motivo de seguir acudiendo a clase por la tarde, contraviniendo una medida dictada para proteger su vida, la respuesta fue "Porque a mi nadie me puede coartar mi libertad" La fiscala y el magistrado se quedaron tan panchos. O sea, que un juez dicta una orden de alejamiento para proteger la vida de una señorita, ésta se ríe de dicha orden, y otro magistrado diferente lo aplaude. Esto el Hollywood.

Este es uno de los varios fragmentos inverosímiles de este simulacro de juicio. Quizás sea porque yo entiendo poco de leyes. Bueno, poco no. Nada, porque soy totalmente lega en la materia, pero el sentido común y mucha gente que si entiende me dicen que la actitud de la denuncianta fue un claro desacato a la ley. Ante esto, Su Señoría ni mú, clara evidencia de que mi hijo ya entraba CONDENADO a la sala.

Y ya que hablamos de desacatos a la ley, sepa la nueva Ministra de Sanidad e Igualdad, Leire Pajín, acerca de los GPS que su antecesora Bibiana colocaba a los maltratadores, que  mujeres que han decidido regresar con su maltratador (no seria tan malo el hombre) dejan bien guardado el casa el "detector del maltratador" para que este no dé la alarma cuando ella decide reunirse con su maltratador. Mientras tanto las denunciantas siguen disfrutando de los privilegios (trabajo y paga) de mujer maltratada.

Me baso en el caso real de una pareja que conozco de quienes no puedo dar mas detalles por respeto a la intimidad de la madre del denunciado, señora que está sufriendo lo indecible con la situación de su hijo que no me explico cómo él no manda a su pareja al carajo con la cantidad de mujeres que hay en el mundo. Yo no entiendo por qué los policías encargados de custodiar a estas mujeres supuestamente en peligro de muerte no los han sorprendido juntos.

Por si sirve de sugerencia, puedo decir que, igual que a los hombres se les ancla el GPS de forma que resulta imposible arrancárselo (y si se lo arrancan van a la cárcel) que hagan lo mismo con las denunciantas y que no se lo puedan quitar. Habría un considerable descenso de la denuncias. Pero claro, esto es inviable, ya que sí está bien visto que un hombre sea marcado como un esclavo, como un judío en la època nazi, o simplemente ganado peligroso. En cambio, marcar así a una mujer sería aberrante. Una absoluta obscenidad.

Muchas gracias Bibiana, por tu ahinco a la hora de protegerme. Espero que para ello tu sucesora siga marcando y secuestrando hombres inocentes. Con vosotras.... me siento seguraaaaa.

Nieves Moreno Gallardo.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres