Blogia
Nieves Moreno Gallardo

Prensa

Violencia machista y ¿denuncias falsas?

Violencia machista y ¿denuncias falsas?

Publicado por Daniel Pérez en su blog http://juegosucio-psicopatia.blogspot.com/2014/03/violencia-machistay-denuncias-falsas.html

En mi blog he venido hablando repetidamente de cómo se comportan las personalidades psicopáticas integradas en la sociedad (esto incluye narcisistas, histriónicos y maquiavélicos). También he tocado el tema del psicópata criminal o antisocial.
Sin embargo, solo he mencionado de paso el hecho de que también hay organizaciones y grupos de gente que se comportan de forma psicopática, esto es, de forma falsa, maliciosa y egocéntrica.

Ejemplos son sectas, regímenes dictatoriales, etc...

En España, y me consta que en otros países, tanto los medios de comunicación como los gobiernos nos bombardean cada día con noticias de lo que aquí llaman "violencia machista". Mucha gente cree por sistema, o a veces porque así se lo inoculan los medios, las innumerables medias verdades de los medios y de algunas organizaciones.

Estos días un informe de la Unión Europea decía que un tercio de las mujeres europeas han sufrido agresiones o abusos a los largo de su vida.

Mi opinión personal es que esto es una gran mentira!
En España. decir algo que mucha gente sabe por experiencia propia es casi motivo de linchamiento público: Muchas denuncias de violencia de género contra los hombres son falsas!!!

Que quede claro que la violencia contra la mujer existe, de hecho he recibido testimonios de mujeres maltratadas por psicópatas y he sentido rabia e indignación, además de ganas de ayudarlas.
Pero las mujeres maltratadas de verdad no son las que hacen un número o un espectáculo de ello.

Parece que para el colectivo de feministas radicales (descerebradas e histéricas), el hombre es potencialmente agresivo contra la mujer....y desgraciadamente, muchas mujeres hoy día se comportan como los perores hombres.

De todo el tratamiento y la propaganda sobre la violencia machista actual se desprenden varias ideas perversas:

- El hombre es violento
- La mujer no es violenta, cuando usa la violencia, solo se defiende o está desequilibrada
- El machismo es igual a abuso contra la mujer
- Una mujer solo denuncia cuando ha sido maltratada
- Todo lo que sea estar en descuerdo con una mujer es violencia machista

Mi opinión al respecto es muy clara y no tengo miedo de airearla:

- Tanto el hombre como la mujer pueden usar la violencia, de hecho la agresividad es un comportamiento típico del ser humano.
- La mayoría de hombres y mujeres no son violentos
- La violencia física y psicológica también la utilizan algunas mujeres pero esto no aparece en los medios.
- Un gran porcentaje de denuncias por violencia de género son falsas
- Ul hombre es más probable que sufra violencia física que la mujer (estoy seguro que la mayoría de hombres se han visto envueltos en una pelea o en una agresión alguna vez en su vida)

Repito, no estoy negando que exista el maltrato contra la mujer, de hecho, desgraciadamente. existe. Lo que si niego es lo que algunas asociaciones de víctimas de violencia de genero y organismos feministas promueven, que no es otra cosa que un "punto de vista malicioso disfrazado de victimismo barato".

Como hemos visto en el caso de los psicópatas, nada suele ser lo que parece, por ejemplo, hace un par de años una mujer joven me contactó tras enviarme su testimonio para mi blog. Me invitó a tomar un café cerca de mi casa. En su relato, su marido y padre de su hijo era poco menos que un demonio, pero a diferencia de las decenas de testimonios que me envían. a ella no la creí, ella quería que yo tachase de psicópata a su marido, pero al acabar la conversación me fui con la impresión de que esa mujer con generoso escote, haciéndose la pobre víctima y echando toda la culpa a su marido, era en realidad la psicópata!.

Solo personas con sentido crítico, sensibilidad, responsabilidad y coraje podrán ver tras la gran mentira de estos políticos, medios y basura.  

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

El día del hombre


 

ANTONIO BURGOS | EL RECUADRO

 Correo
ABC,  8  de marzo de 2014
                                  
 
¿Y el Día del Hombre?
 
 Tengan muchísimo cuidado, porque tienen ustedes entre las manos no un artículo de periódico, sino una bomba. O un petardo, si lo miramos desde el punto de vista de las feministas profesionales que viven de su género (porque decir que viven de su sexo suena fatal). Tienen ustedes entre las manos un artículo no políticamente incorrecto, sino incorrectísimo. De juicio sumarísimo y fusilamiento al amanecer como me coja el Tribunal de la Inquisición del Pensamiento Único Progre. Hoy es 8 de marzo. Uno de enero, dos de febrero y ocho de marzo, San Fermín: el día del encierro de los machistas, que los corren a babuchazos por la calle de la Estafeta de la ideología dominante, de la Dictadura de la Igualdad de Género. Hoy era antes el Día de la Mujer Trabajadora, una fecha digna de todo respeto, porque recordaba en justicia la fecha de 1911 en que murieron 146 operarias en el trágico incendio de la fábrica de camisas Triangle Shirtwaist de Nueva York. Pero poco después a esta celebración, al menos aquí en España, le quitaron lo de "Trabajadora" y se quedó sólo en el Día de la Mujer.
-- ¿O sea, que si ya no es de la Mujer Trabajadora hoy también puede celebrar su día la señora que no la dobla, la que hizo un bodón, no da golpe en la casa y se pasa todo el día entre la peluquería y la partida de canasta con las amigas, y en sus ratos libres pegándole unas broncas espantosas a la tata sudamericana, que yo no sé cómo la pobre no le pide la cuenta y se va?

No creo que las feministas dejen que estas mujeres celebren hoy su día. Es más, fíjese usted lo que me atrevo a pensar: dudo mucho que las feministas profesionales le otorguen la condición de mujer a esas señoras que usted dice. La fiesta de hoy se nos presenta como de media Humanidad contra la otra media. Las mujeres que son ofensivamente mujeres reivindicando todo lo que haya que reivindicar y conquistando los últimos reductos del Territorio Macho que hasta hace poco era el mundo, y más especialmente Sevilla. Ciudad donde las feministas deberían haberle dado un homenaje en condiciones y por todo lo alto a monseñor Amigo Vallejo, que fue quien de un dedazo (modelo Rajoy) metió a las mujeres en los tramos de nazarenos de las cofradías, cargándose la tradición en aras de un igualitarismo sacado de quicio y fuera de cacho. Pero, claro, tratándose de cosa religiosa, ¿cómo las laicas feministas progres iban a celebrar este triunfo de la mujer en el machista mundo de las cofradías? Que las mujeres se puedan vestir de nazareno en Sevilla es una conquista mucho más importante que el voto femenino; lo que pasa es que a las hermanas capiroteras les faltó su Clara Campoamor.

Lo más femenino, empero, de este día me parece que son las mujeres que no tienen ningún interés en celebrar esta fecha, y menos reivindicativamente. Pienso ahora en mi madre, la zapatera. O en Isabel, la jefa de mi Casa Civil. Estas señoras para las que ser mujer es la propia dignidad de la persona, de la que no hay ni que alardear ni que sacar partido. ¿Celebramos acaso el Día del Aire que Respiramos? Para ellas ser mujer es como respirar. Y con sus actos, con su esfuerzo, con su intuición, con su tenacidad, con su inteligencia, con su delicadeza, con su trabajo callado, hacen que cada jornada del año sea Día de la Mujer. Me encantan las mujeres que no van por ahí ejerciendo de mujeres, avasallando al género contrario. Esas son las que de verdad han conseguido la igualdad y el respeto, sin tanto cuento de las feministas profesionales, que igual que hay machistas son mujeristas. ¿Y el daño que le han hecho a la lengua con la monserga del "ciudadanos y ciudadanas", "sevillanos y sevillanas"?

Espero finalmente, en aras de la demagógica Igualdad, de las Cuotas y de todas las dictaduras del mujerío militante, que si todos somos iguales y tenemos los mismos derechos pronto celebremos el Día del Hombre. Por ejemplo, el Día del Hombre al que le estropearon la vida por una denuncia falsa de malos tratos; el Día del Hombre al que dejaron pegado a la pared con el divorcio; el Día del Hombre al que le impiden ver a sus hijos... Y si quieren sigo poniendo reividicaciones para el Día del Hombre.

 

Más que caza de brujas hablaría de brujas que salen de caza

  •  | 24 de febrero de 2013
  • ’Más que de caza de brujas hablaría de brujas que salen de caza’

  • ’Más que de caza de brujas hablaría de brujas que salen de caza’
  •  

  • Comenzó su carrera en el juzgado número 1 de Valverde del Camino, lo mismo que Baltasar Garzón, y diríase que la plaza, si no carácter, imprime destino: uno y otro están hoy apartados de la carrera judicial. Es el propio Serrano quien señala la diferencia: a él le expulsaron tras un proceso político disfrazado de jurídico mientras que lo de Garzón fue una cuestión jurídica con apariencia política. La cuestión es que Serrano se puso en el disparadero cuando hizo públicas sus disidencias con la dictadura de género, cuyas adeptas aprovecharon un asunto colateral (la resolución que permitió que un menor saliera de nazareno en una procesión) para emprender una campaña que lo acosó y lo derribó. De momento, Serrano sigue empeñado en dar a cada uno lo suyo (pero desde otra trinchera del Derecho: el bufete) y tiene escrito un libro que no es solo una defensa de sí mismo -que también-, sino un documentado y entretenidísimo estudio sobre la ideología de género. Su lectura provocará en el lector los mismo efectos de desconexión con la realidad virtual que en Matrix cuando Neo se tomaba la pastilla roja.

    -Habla de marxismo-feminismo.
    -Sí, porque según el radicalismo de género, las relaciones hombre-mujer son patológicas, definidas por una dialéctica del conflicto, sin lugar para la felicidad y el respeto. Ya lo decía Kate Millet, una de las pioneras: la mujer que se acuesta con un hombre lo está haciendo con el enemigo.

    -Y esa ideología que denuncia, ¿surge espontáneamente?
    -Es un plan calculado al detalle, un producto de laboratorio en cuya elaboración participan la extrema izquierda y el capitalismo salvaje.

    -Extraños compañeros de cama.
    -Las grandes fundaciones norteamericanas tienen claro que para que haya igualdad en el mundo los países ricos tienen que ser solidarios con los pobres. Eso o reducir la natalidad. Pues bien, han optado por lo segundo. ¿Y de qué instrumento se sirven? De la ideología de género, uno de cuyos puntos es el aborto. Ya sabe: "Nosotras parimos, nosotras decidimos".

    -¿Dónde queda el hombre?
    -En un lugar periférico, limitado a desempeñar un papel procreador, proveedor y, en última instancia, protestón.

    -¿Acaso el padre no está preparado para el cuidado de los hijos?
    -Se ve que no, que eso es cosa de la madre, lo cual es de un machismo... Porque al final las radicales de género han hecho suyas ideas tan retrógradas como la de que el sitio de la mujer es en casa y con la pata quebrada.

    -¿Y qué fue de la superación de los prejuicios sexistas?
    -No quieren ni oír hablar. La prueba es su rechazo al modelo de custodia compartida, por el cual, tras una ruptura, y siempre que se den determinadas condiciones, el peso de la responsabilidad de los hijos -que no se divorcian ni de su papá ni de su mamá- recae no solo en las mujeres, sino también en los hombres.

    -UPyD está por la custodia compartida; el PP en cambio...
    -Dentro del PP hay quien está dando la batalla, como el senador Manuel Altava. Sin embargo, a un sector importante del partido parece que lo único que le preocupa es tener contenta a Elena Valenciano.

    "Las radicales de género han hecho suyas ideas tan retrógradas como la de que el sitio de la mujer es en casa y con la pata quebrada"

    -¿Con qué propósito?
    -Con uno electoral. Parece que creyeran que van a perder el voto femenino, cuando la mayoría de las mujeres no están por el radicalismo y como si los hombres afectados por la dictadura de género -y sus nuevas compañeras sentimentales, y los abuelos y las abuelas que no pueden ver a sus nietos...- no votaran. La verdad, el PP tiene a cada asesor que... En fin.

    -¿Y aparte del electoralismo? ¿Qué frena al PP?
    -El temor a enfrentarse a un lobby tan poderoso. ¿Se da cuenta? El Gobierno mete la tijera en sanidad, en educación, en derechos laborales, pero no se atreve, sin embargo, con las políticas de género.

    -¿Intereses creados?
    -Son muchos -y muchas- los que ya viven de esto, incluso a costa de aprovecharse del dolor de las mujeres de verdad maltratadas.

    -¿Puede hablarse de una industria del maltrato?
    -Un decreto de septiembre de 2005 establece que el criterio para otorgar subvenciones es el número de denuncias presentadas.

    -Criterio con el que usted no está de acuerdo.
    -Es que ahí lo mismo valen las denuncias verdaderas como las falsas, lo cual es una invitación al fraude. Porque ¿qué pasaría si se descubre que una viuda se volvió a casar hace cinco años y no dijo nada a Hacienda para seguir cobrando la pensión?

    -La obligarían a devolver el dinero, supongo.
    -Pues bien, aquí ha habido casos con sobreseimientos y sentencias absolutorias que extinguían el hecho causante de la pensión y en los que a la denunciante no se le ha exigido devolución alguna.

    -¿Cómo se justifica?
    -Con el convencimiento de que la absolución de un hombre no significa que sea inocente, sino que nos encontramos ante un fallo del sistema. La sola interposición de una denuncia ya señala a un culpable. Otra cosa es que los jueces no sean capaces de probar la culpabilidad.

    -Todo eso explicaría el eslogan de aquella campaña: "Ante el primer síntoma, denuncia".
    -Es como si al conductor que aparca en segunda fila se le multa como si hubiera conducido en sentido contrario por una autopista. Hombre, es que si hoy aparcas en segunda fila, mañana lo harás en una plaza de minusválidos, y al otro te saltarás un stop... No, oiga, no. Las penas no pueden aplicarse por si acaso, en previsión de futuro, sino por la peligrosidad demostrada.

    -Y sin embargo...
    -Hoy en España hay hombres condenados solo por ser hombres, como en la Alemania nazi se condenaba a los judíos solo por ser judíos.

    "Cuando la injusticia se convierte en ley, la rebelión se convierte en una obligación".

    -Eso tiene un nombre.
    -Derecho penal de autor.

    -Derecho que, por cierto, no hace prisioneros.
    -Es como Arnaut Almaric, aquel inquisidor al que en la degollina de Beziers un verdugo le preguntó cómo distinguir a los cátaros de los cristianos viejos: "Matadlos a todos, que Dios reconocerá a los suyos".

    -O sea, que la arbitrariedad está servida.
    -Imagine una discusión de pareja que termina en insultos. Da igual que estos hayan sido recíprocos, da igual que no hubiera una situación de prevalencia: en el caso del hombre es delito y en el de la mujer no.

    -¿Y si ella pasa de las palabras a los hechos?
    -Lo primero que se investigará es si estaba siendo objeto de maltrato, aunque haya rociado la casa con gasolina y prendido fuego con él dentro.

    -Ante la injusticia ¿qué debe hacer un juez?
    -Rebelarse. Pues como decía Jefferson, cuando la injusticia se convierte en ley, la rebelión se convierte en una obligación. Pero no solo para los jueces, sino para todos los ciudadanos. Porque hemos llegado a donde hemos llegado por dejarnos hervir a fuego lento, sin darnos cuenta. Y no solo en lo que a ideología de género se refiere.

    -Usted se rebeló, pero apenas le siguieron.
    -Eso dice mi mujer, que mis compañeros me dejaron solo. Y yo le digo que no, que la mayoría me apoyó. Otra cosa es que lo hicieran en privado, por miedo a que les abrieran expediente o les expulsasen de la carrera.

    -Pues sí que tienen poder los ideólogos de género.
    -Tenga en cuenta que las dictaduras se imponen bien por el engaño, bien por el adoctrinamiento, bien por el terror.

    -Engaño.
    -Ahí están las grandes campañas publicitarias financiadas con fondos públicos gracias a las cuales la ideología se ha hecho ley, con lo que la mentira ya es mentira de Estado.

    -Adoctrinamiento.
    -Que se da no solo con los niños en las aulas, sino también con los jueces en los tribunales.

    -Terror.
    -Se aplica a los que se resisten a los dos supuestos anteriores.


    -No diga que no le avisaron.                                               -Después de aquella entrevista en El Mundo, en la que por primera vez denuncié lo que ahora, hubo quien comentó en facebook y twitter que como juez tenía los días contados. Yo, tan chulo, pensaba: conmigo no se atreverán, que llevo el juzgado al día. Debí hacerle caso a mi padre.

    -¿Qué le dijo?
    -Que si no encontraban nada ya lo inventarían.

    -¿Diría que en España hay una caza de brujas?
    -Yo hablaría de brujas que salen de caza.

    -La experiencia, al menos, le sirvió para caerse del guindo.
    -En la metamorfosis que estoy sufriendo la fase de capullo ya la he superado, sí.

    -¿Significa eso que ha dejado de creer en la justicia?
    -En absoluto. Lo que no quiere decir que me resigne. Porque no me resigno.

    -¿A qué no se resigna?
    -A vivir en Matrix. A dejar de ser ciudadano para convertirme en súbdito y de súbdito en esclavo feliz. A que las mujeres hayan pasado de la tutela del marido a la del Estado, como si fueran menores de edad. A que en Derecho rija el principio del amigo el favor, al enemigo el rigor y al indiferente la legalidad vigente. A que la presunción de inocencia se convierta en un anacrónico legado...

    -Ahí nos la jugamos, ¿no?
    -Si usted, yo o cualquier otro hombre no estamos en la cárcel es porque nuestras mujeres no quieren. Porque como quieran...

Juzgan a una mujer por denuncias falsas que tuvieron a su pareja encarcelada

Fuente:
http://www.ideal.es/agencias/20121201/mas-actualidad/andalucia/juzgan-mujer-denuncias-falsas-tuvieron_201212011238.html

Sevilla, 1 dic (EFE).- La acusación particular pedirá el martes un total de diez años y medio de cárcel para una mujer acusada de siete denuncias falsas de maltrato contra su ex compañero sentimental, lo que motivó que éste pasase once meses encarcelado.
El juzgado penal 7 de Sevilla enjuiciará el martes y miércoles a Raquel V.B. por delitos contra la administración de justicia, una vez que la Audiencia de Sevilla declaró firme la absolución de su excompañero en siete denuncias de violencia machista.
José Antonio Santos Barragán pasó once meses encarcelado por dichas denuncias de maltrato que no pudo cometer porque se encontraba en otro lugar o porque la mujer se causó ella misma las lesiones, según el auto de archivo definitivo dictado por la Sección Cuarta de la Audiencia.
La Audiencia dictaminó que las lesiones denunciadas consistieron en cortes superficiales que, por su localización y forma, "parecen fruto de un origen voluntario, no exento de cierto cuidado, y no de un violento y descontrolado acometimiento" por otra persona.
Ahora, el abogado del denunciado pide para Raquel una condena de un año y medio de cárcel por cada uno de los siete delitos de denuncia falsa, junto al pago de 120.000 euros de indemnización porque con sus acusaciones "movidas por el ánimo mendaz de perjudicar a su expareja" le mantuvo once meses en prisión y, dos meses después, otro día detenido en dependencias policiales, además de hacerle perder su trabajo como pulidor.
La Fiscalía de Sevilla, por su parte, solo considera dos delitos contra la Administración de Justicia, por los que pide dos años de cárcel, 3.600 euros de multa y el pago de una indemnización de 20.000 euros.
El escrito de la acusación particular, al que ha tenido acceso Efe, enumera que entre el 2 de diciembre del 2005 y el 17 de abril del 2008 la mujer presentó siete denuncias en las que aseguraba haber sido apuñalada y golpeada por su excompañero, solo o acompañado de otras personas, pero siempre sin testigos.

El esperpéntico caso de Juez Serrano (XLSemanal)

Fuente:
http://www.finanzas.com/xl-semanal/firmas/carlos-herrera/20121104/esperpentico-caso-juez-serrano-4001.html 

 

CARLOS HERRERA

El esperpéntico caso del juez Serrano

Sin necesidad de ser un jurista de baja intensidad, cualquiera que analice el caso del juez Francisco Serrano se da cuenta de que se encuentra ante un caso de exageración penal, por no decir de manifiesta injusticia. Dicho togado prolongó por un día la custodia paterna de un muchacho para que este pudiera acudir a la Estación de Penitencia de su hermandad de la Madrugada sevillana, tal y como era su deseo debidamente manifestado. Cuando menos, puede considerarse un error de procedimiento, pero poco más. Al juez en cuestión, por haber tomado dicha decisión, siempre discutible, le han inhabilitado por diez años amén de cargarle con las correspondientes sanciones económicas. Tiene su explicación.

Francisco Serrano es una suerte de hereje. Es, como parece, un hombre de principios concretos en quien la Escuela Británica de Diplomacia jamás confiaría una clase magistral para sus licenciados. Pero es un hombre libre, víctima del Pensamiento Único y de diversos fanatismos, que lleva años luchando en beneficio de las mujeres maltratadas antes de que existieran las leyes zapateriles de violencia de género y otras hierbas, esas que consideran que el hombre siempre es el violento y que, si lo es la mujer, es por autodefensa explicable. Ya se sabe que dichas disposiciones legales consideran que la gravedad de un acto cometido no lo aporta el contenido del mismo, sino la pertenencia al género masculino. Rebelde ante muchas de esas disposiciones, Serrano ha sufrido persecución, difamación, desprestigio y no pocas embestidas por su terca discrepancia de la teoría comúnmente aceptada de que el hombre siempre es culpable por el principio elemental de las cosas. En una sentencia, que más que una sentencia es una golfada, ha sido víctima de la corrección política. Dicha decisión no resiste la justicia comparada: si a Serrano le han apartado diez años de su carrera judicial por conceder un día más de custodia a un padre ante una madre intransigente, habría que preguntarse qué habría que haber hecho con otros jueces míticos de la progresía por haber tomado decisiones mucho más trascendentales en el discurrir de la justicia. No hace falta dar nombres.

En el Supremo se produjo el esperpento. Un abogado melodramático y extemporáneo y una madre milimétricamente dedicada a la persecución de su antiguo cónyuge consiguieron convencer a unos jueces -de comportamiento algo bovino y lanar- de que se había cometido una conspiración criminal para destrozar a una progenitora B. De no haber sido una cofradía de Semana Santa y de padre a madre, el caso no hubiera obtenido registros semejantes al disparate, en el que el mismo ponente que defendía una cosa en otro proceso bien conocido defendía lo contrario en el presente. Repito: se trata de un día más de custodia a un padre, nada más. No ha excarcelado a narcotraficantes, no ha sido sobornado por delincuentes, no ha abierto causas generales que no le corresponden, no ha grabado conversaciones privadas de abogados. Solo ha permitido que un niño saliera de paje en una cofradía, tal y como era su deseo. Eso se salda con diez años de inhabilitación.

Serrano ha escrito un libro. Se titula La dictadura de género (Almuzara, 2012) y en él da debida cuenta de cada detalle de este caso surrealista, demencial y esperpéntico, en el que relata no pocos fundamentos de la diferencia elemental entre el feminismo y la ideología de género. Lo primero es un movimiento histórico y espontáneo en busca de la igualdad y la justicia, en el que han volcado su esfuerzo millones de mujeres y no pocos hombres, y lo segundo es un intento no espontáneo y sí político concebido independientemente de la realidad y estructurado como un sistema cerrado de ideas. No es un libro políticamente correcto. Advierto a pusilánimes y a abandonistas. No incurre en cursilerías de lenguaje ni en conceptos timoratos. Es el relato de un hombre que puede haberse equivocado, como todos, pero que siempre ha procurado ser justo. Y que se rebela ante el hecho de que cuando un hombre es declarado inocente lo sea, básicamente, por no haberse podido probar su culpabilidad.No le gustará a muchas sectas de comportamiento cínico. Pero alerta a muchas conciencias de lo que se sigue cociendo en el apasionante mundo de la Justicia acomodada a las dictaduras de pensamiento correcto.


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

¨El senador del Partido Popular Borja Benitez de Lugo, denunciado por su ex¨ por violencia machista.

plataformaporlaigualdad.es

La web que denuncia la discriminación, la injusticia, y que busca la Igualdad entre hombres y mujeres.

“El senador del Partido Popular Borja Benítez de Lugo, denunciado por su ex” por violencia machista (La Opinión de Tenerife)

Posted by admin on agosto 11th, 2012

El diario “La Opinión de Tenerife” habla de “violencia machista“.

«La pareja, ya divorciada, se acusa mutuamente de agresión.»

«”La denuncia es por motivos estrictamente económicos. Todo es falso porque no he tocado a nadie“, sostiene el senador del Partido Popular.»

La Opinión de Tenerife, “El senador Borja Benítez de Lugo, denunciado por su ex” por violencia ‘machista’, Las Palmas de Gran Canaria, M. Reyes, 10/08/2012.

¿Detendrá la Policía al Senador del PP, como a cualquier españolito que recibe denuncia de una mujer? ¿Lo esposarán quizás en su trabajo, ante sus compañeros senadores, como a tantos españoles?

¿Se le aplicará la presunción de veracidad a la ciudadana denunciante, tal como propugnan los “del género”? ¿Se considerará a priori, sí o sí, que su supuesta conducta es -sin duda- ‘machista‘?

¿Pasará al menos una noche en calabozo, como todo el mundo? ¿Sufrirá orden de alejamiento de su propia casa, de barrios enteros de su propia ciudad? ¿Estigmatización social por ‘maltratador‘? ¿Pasará meses y años sin ver a sus hijos, por las dilaciones, el miedo, y el sectarismo ideológico de algún juzgado “de género”?

¿Lo juzgarán como a un criminal delincuente como a todos los españoles varones, mientras que a la denunciante, por los mismos hechos denunciados, echarán tierra o se le aplicará un sencillo juicio de faltas?

¿Premiarán a la mujer denunciante, por engordar las estadísticas de maltratadores, con su paguita mensual como maltratada, su asistencia jurídica y psicológica inmediata y gratuita, su tratamiento especial en Juzgados de excepción? ¿Le quitarán de encima al ex marido de inmediato, sin más ‘indicio’ que su declaración, con vergonzante orden de alejamiento? ¿Se decidirán los asuntos económicos y civiles de esta ex pareja, como consecuencia de esta denuncia, en un Juzgado “de género”? ¿Se verán los hijos comunes, sin saber nadie explicar bien por qué, para decidir por ejemplo la custodia de los mismos, en un Juzgado de naturaleza PENAL?

¿Y sus compañeros Senadores, han de estigmatizarlo también por maltratador, acorralarlo en los pasillos con miradas inquisitoriales, y no dejarlo sentarse a comer en su mesa, como nos enseñan las campañas institucionales?

¿ANTE BORJA BENITEZ DE LUGO, TOLERANCIA CERO?

Y sobre todo: ¿Seguirán permitiendo los políticos del PP que todo esto nos pase cada día a cientos de hombres en España, por el mero hecho de haber nacido varones, y que nos haya señalado con el dedo alguna mujer?

F.O., secretario de la PCI.

«El senador del Partido Popular (PP) por Gran Canaria, Francisco de Borja Benítez de Lugo Massieu, deberá comparecer en los próximos días ante la autoridad judicial por un posible delito de violencia ‘machista’. Su exmujer Elsa Kaehler lo ha denunciado en la Jefatura Superior del Cuerpo Nacional de Policía en Canarias por agresión.

El atestado policial, que incluye denuncias cruzadas de los dos excónyuges y ha sido instruido por el Servicio de Atención a la Familia (SAF) de la Policía Nacional, fue remitido ayer a los Juzgados de Las Palmas de Gran Canaria. Sin embargo, Francisco de Borja Benítez de Lugo, que goza de una protección especial por su condición de senador nacional, sólo puede ser investigado por el Tribunal Supremo (TS). Tampoco se le puede detener salvo en caso de flagrante delito. De ahí que el juez competente en la capital grancanaria esté obligado a remitir la causa a Madrid para que los magistrados del Alto Tribunal interroguen al denunciado por la presunta agresión…

Falsas denuncias

aragóndigital.es
Martes, 31 de julio de 2012
Cartas al director

16/7/2012

Falsas denuncias

 imprimircorreo

Es la situación mas embarazosa por la que he pasado nunca. No ha sido nada fácil tomar esta decisión pero al encontrarme con la soga al cuello y no encontrar una mano amiga que la corte, me ha llevado a ello. Hasta hace un poco más de cuatro años mi vida era como la de cualquiera, tenía una familia, un hogar donde vivir y sobre todo a mi hija, que es lo más preciado que poseo.

La vida me tenía deparada una sorpresa que la mayoría de mis amigos veían venir pero que a mí, una venda en los ojos, no me dejaba ver. Ella quería separarse y alguien, como les ha pasado a muchos otros, le asesoró que la mejor forma y mas rápida era presentar una falsa denuncia de maltrato y así poder quedarse con todo rápidamente. Ese día me vi en un calabozo, yo que nunca había tenido problemas con la justicia, ni siquiera una sola multa de tráfico. Me vi con unas medidas cautelares que me imponían un régimen de visitas a mi hija, que me quitaban mi casa y además tenía que pasarle una manutención.

Pero lo más duro vino unos meses después, ya que debido a varias enfermedades, pasé de trabajar a ser pensionista por invalidez. Tomo más de 30 pastillas diarias, además de la insulina. Mis ingresos fueron reducidos a la mitad y lo peor de eso es que tenía que hacer frente a todos los pagos de los préstamos que teníamos del matrimonio y que ella, a pesar de que dice que son gananciales, se ha negado a pagar.

Ahora vivo con mi madre, está enferma, no se puede valer por sí misma y tiene 89 años. Todos los meses tengo que buscar dinero para hacer frente a los pagos y evitar una embargo. No puedo dormir y algunas de mis enfermedades, por ejemplo la diabetes, ha empeorado bastante. No puedo llevar una vida más o menos normal gracias a los golpes que ella me propinó, no puedo permanecer mucho tiempo sentado y menos de pie teniendo que tomar varias pastillas de morfina para mitigar el dolor, mi hija que por entonces contaba 8 años fue testigo de ello.

Mi ex vive con su pareja en la que fue mi casa y de la cual pago la hipoteca. Nunca me ha gustado pedir ningún favor a nadie, pero las circunstancias me obligan a ello. Es muy triste verse así, ver cómo tu hija te dice "no llores papá que esto se va a solucionar". Se derraman muchas lágrimas y si mi madre me faltara, ¿qué sería de mi?.

He vendido muchas de mis pertenencias, pero no hay ni un solo mes en el que pueda respirar tranquilo.


José Sánchez Rodríguez.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Feministas por la Igualdad condenan la cacería política del juez Francisco Serrano

 

Hispanidad, lunes, 23 de julio de 2012

Hemos recibido con gran estupor y vergüenza ajena la sentencia que el Tribunal Supremo ha dictado a Francisco Serrano, al que han apartado de la carrera judicial como consecuencia de las presiones del lobby de género de este país.
 

Con ello la independencia judicial, pilar de nuestra Constitución y del derecho a tener un juicio justo, queda desacreditada por completo. Los ciudadanos perdemos derechos y libertades a causa de las barbaridades de las llamadas políticas de género que condicionan, continuamente, las decisiones de quienes tendrían que velar por la administración de justicia, convirtiéndola en arbitraria y “políticamente correcta”.

Nos avergüenza sobremanera que en nombre de la supuesta igualdad y de las mujeres, estén cometiendo injusticias manifiestas hacia personas honradas y dignas. Las neofeministas radicales de género, no contentas con redactar leyes discriminatorias y presionar para que se aprueben y se apliquen en detrimento de varones y menores separados de sus padres, realizan auténticas cazas de brujas contra aquellos que osen poner en duda sus dogmas.

Desde la Asociación Feministas por la Igualdad apoyamos a la víctima de esta auténtica cacería salvaje judicial, Francisco Serrano Castro, y le animamos a que continúe luchando por la auténtica justicia honradamente como ha hecho hasta ahora, y afirmamos rotundamente que la mayoría de mujeres de esta sociedad estamos en contra de los postulados desproporcionados de género que, pretendidamente, se han llevado a cabo para protegernos y que están teniendo consecuencias gravísimas y nefastas para esa supuesta igualdad.

Las auténticas feministas, las personas decentes, no deseamos leyes que maltraten a otras personas. Reclamamos igualdad ante la ley, de derechos y oportunidades, pero sin arrebatárselos a nadie y sin pisotear los derechos del resto de la población al que, sin duda, se está vapuleando institucionalmente desde hace casi una década en que estas políticas aberrantes salieron a la luz. Ninguna de ellas ha contribuido a la mejora del problema del maltrato familiar, todo lo contrario, con su aplicación se ha agravado y han surgido muchos más conflictos que nos están conduciendo a abismos de los que, sin duda, será complejo salir.

Adjuntamos enlace de un estudio realizado por la Asociación Feministas por la Igualdad, con datos oficiales, donde se demuestra la discriminación infame que está padeciendo una parte importantísima de nuestra sociedad, los varones.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres