Blogia
Nieves Moreno Gallardo

[Acción] Entrevista personal con Soledad Ruiz, Directora General contra la Violencia de Género de la Consejería de Igualdad.

Durante la semana pasada se estuvo anunciando a través de los medios de comunicación locales que Micaela Navarro, Consejera de Igualdad de la Junta de  Andalucía,  se iba a desplazar el viernes 29 de mayo a nuestra ciudad para presentar el Plan de Linares contra la Violencia hacia las Mujeres. Es de agradecer que ya ni siquiera lo denominen "contra la violencia de género" como hacían antes y es que, claro, mediante continunos lavados de cerebro, ya nos han dejado totalmente claro en los últimos años que la violencia contra los hombres no existe, pero bueno, ese es otro tema.

Así que ayer viernes 29 a las 12:30 fuimos mi hijo, mi marido y yo, y varios amigos de la familia al salón de plenos del Ayuntamiento que, debido a las obras que se están realizando en el Palacio Consistorial, ahora se encuentra en la Estación de Madrid.

Una vez allí un amigo nos comunicó que al final no venía Micaela Navarro, sino Soledad Ruiz Seguín, Directora General contra la Violencia de Género de laJunta de Andalucía.

En la puerta de acceso al salón de plenos desplegamos nuestra pancarta que dice

JUSTICIA PARA MAG
ROTUNDAMENTE NO
A LAS DENUNCIAS FALSAS Y
A LA INDUSTRIA DEL MALTRATO

y hemos ido viendo cómo pasaban tanto las autoridades locales como diversos ciudadanos que habían sido invitados al acto, tales como  Martín Antonio León Lendínez, Inspector Jefe de la Brigada Local de Seguridad Ciudadana, Carlos López Zafra, agente de atestados de la Policía Nacional, Juán Sánchez Garrido, Concejal de Deportes, Carmen Dominguez Carballo, Concejala de Igual Da, Joaquín Gómez Mena, Concejal de Medioambiente, supongo que en calidad de Tercer Teniente Alcalde, Antonio Martínez Martínez y Carmen carreras, Concejales del PP, Selina Robles concejala de IU, Juan Fernández Gutierrez, en calidad de Alcalde de la ciudad, Carlos Morales, secretario de Alcaldía, Julián Mesa Ciriza, jefe de prensa de Alcaldía, varios presidentes de las asociaciones de vecinos de Linares, unas 10 o 12 señoras de muy avanzada edad y otras tres chicas jóvenes de etnia gitana.

Mi marido y yo sujetando la pancarta

FOTO HECHA POR MI HIJO

No quiero dejar pasar la ocasión de mencionar que un concejal de los anteriores ha mantenido en alguna ocasión una charla con nosotros sobre el Caso MAG y ayer viernes, en cambio, como había prensa por allí, ni nos miró, y anda que era difícil no vernos con la pancarta. En su conciencia lo lleve.

Cuando Soledad Ruiz llegó mi hijo se dirigió a ella para darle un dossier que yo elaboré el día anterior con la siguiente documentación:
- Resumen del Caso MAG
- Escrito publicado en una web de amigos de MAG
- Documentación acerca de las denuncias incluyendo copias de los originales para que vea que todo ha sido una venganza por haber mi hijo denunciado antes a su hermano.
- El alegato de nuestra defensa
- El recorte de prensa de Viva Linares
- El recurso que presentó nuestra abogada ante la Audiencia Provincial cuando recibimos la sentencia.

Mientras se lo entregaba, mi hijo le dijo estas palabras: "Doña Soledad, le agradezco que lea este dossier que le entrego en nombre de mi madre que es esta señora que está sujetando la pancarta porque ella también es una mujer maltratada. Pero es una mujer maltratada por otra mujer". En ese momento la Directora le pidió que, por favor, no la entretuviese porque era la hora pero que, si queríamos, al final del acto podría atendernos unos minutos. Momento fotografiado por nuestro amigo Francisco Oliveros.

Mi hijo hablando con la Directora General contra la Violencia de Género

Entonces decidimos esperar allí la hora y pico que duró el acto. Un amigo que estaba acreditado para pasar al acto vino a buscarme para conducirme al salón de plenos para mantener una charla privada con la Directora la cual acepto con la condición de que no nos hiciese fotos el único fotógrafo que quedaba allí. Es curioso además que nuestro amigo nos dijera "La Directora ha dicho que sólo puede pasar la madre. El padre y el hijo se tienen que quedar fuera". Si tenía diez minutos para mi, también hubieran sido diez minutos para los tres, por eso yo me pregunto ¿Hasta esos extremos de discriminación hacia el hombre hemos llegado? Pero bueno, tampoco era plan de desaprovechar la oportunidad e inmediatamente

aceptamos las condiciones.

LA CONVERSACIÓN.
Una vez las dos solas nos sentamos en un rincón del salón y alli comenzó  nuestra charla. Empecé presentandome diciendole que yo era la madre de un hombre al que le habian puesto una denuncia falsa y que ahora tenia una condena de cuatro años de cárcel y que mi hijo es totalmente inocente. Esta señora no tardó en cortarme la palabra (como es lógico) alegando que se habia leido la sentencia del Juez Lucini y que ella debia atenerse a la misma y que yo como madre del condenado tenia todo el derecho de defender a mi hijo, llegando a insinuarme que yo podria haber estado engañada por mi hijo con esta afirmación "¿Usted cree que su hijo le dice toda la verdad?" en ese momento de la conversación y con el nerviosismo normal no me di cuenta de esa insinuación, pero ahora, a posteriori, me parece algo de lo más hembrista y tendencioso porque ¿acaso cree ella que la denunciante dice toda la verdad? Osea, mi hijo puede mentir, la denuciante no. Pues así son con todo. Ya digo que me hubiera gustado contestar de otra manera, pero es obvio que ella tiene infinitamente más tablas que yo y se me empezó a enrollar de tal forma hablandome de la Ley contra la Violencia de Género (supongo que aprovechando para soltarme a mi algunos fragmentos de la charla que llevaba preparada) que hubo un momento en que tuve que interrumpirla para decirle que yo también queria hablar y fué cuando yo le pude contar rápidamente para no extenderme mucho de que forma sucedieron los hechos. Le conte que ella habia denunciado a mi hijo seis meses despues de romper la relación entre ellos, y cinco horas mas tarde de que mi hijo le pusiese una denuncia al hermano de la denunciante , después de que éste le propinase una paliza a mi hijo. Esta señora me repitió que ella debia de atenerse a lo que habia dicho el juez en la sentencia, a lo que yo le respondí que el juicio no fue normal, porque la denunciante llevaba ocho testigos entre ellos sus padres y un hermano y todos tuvieron oportunidad de declarar, y mi hijo llevaba tan solo tres testigos, uno de ellos era yo y el juez tomó la decisión de que yo no declarara sin justificación alguna. Ante esta evidente indefensión de mi hijo ante el juez, esta señora no ha sabido qué contestarme y tan solo se ha limitado a repetirme que se atiene a la sentencia.

También le dije que en el juicio, la psicóloga del centro municipal de información a la mujer afirmó haber efectuado 64 consultas (no acreditadas) a la denunciante, cosa que consideramos más que dudosa porque según se dijo en el juicio ella ya no está en Andalucía. (Nota: ¿Se pasa todo el día en el autobús o en el tren para venir al Centro de Denunciadoras de Hombres?) Entonces ella me ha respondido que hay otras mujeres que son atendidas muchísimas más veces. Después le he explicado a esta señora que si la denunciante estaba recibiendo malos tratos por parte de mi hijo ¿Por qué lo estuvo aguantando tres años? Ella me ha respondido que hay mujeres que aguantan hasta treinta. Entonces le he dicho que eso puede ser cierto, pero en casos en los que son matrimonios o parejas de hecho, con muchos años de vivienda e intereses en común y sobre todo con hijos o con incapacidad para buscarse la vida por sí solas, pero en nuestro caso, ellos no tenían hijos y nisiquiera convivían, solo los unía el lazo afectivo que puede unir a dos jóvenes que viven cada uno con sus padres yque ella era una joven universitaria suficientemente preparada para haber abandonado a mi hijo al primer síntoma de maltrato.

Le he preguntado también que si en este ambicioso Plan contra la violencia hacia la mujer se ha contemplado algun procedimiento para detectar las denuncias falsas y me ha contestado que ya se investigan las denuncias son falsas. Y le he respondido que entonces se han lucido investigando la de mi hijo.

Despues no sé con qué intención me ha dicho que no me preocupe porque, si mi hijo lo desea, en la cárcel va a tener psicólogos apoyándolo (como si a mí eso me consolase) y le he respondido que el apoyo que le dan allí es intentar convencerlo para que se reconozca culpable a cambio de poder tener permisos de fin de semana cuando lleve dos años, o de tener el tercer grado cuando lleve tres, pero que mi hijo no piensa hacerlo aunque le cueste el no tener ningún privilegio, porque ya se le comentó antes del juicio la posibilidad de declararse culpable a cambio de una condena inferior a dos años, y mi hijo tuvo (con nuestro apoyo) la integridad moral de decir que prefería ir a la cárcel antes de reconocer algo que no habíua hecho, por lo que ni muerto lo iba a reconocer allí dentro, donde ya tiene planes para llevar los cuatro años de la forma lo más productiva posible, como adelantar un poco en la carrera y escribir con detalle todo lo que le ha venido pasando desde 2002 hasta llegar a la cárcel.

Tras esto le he indicado que gracias a las teorías de género que han implantado, las estadísticas de asesinatos de mujeres no paran de crecer año a año porque, AUNQUE NO ES JUSTIFICACIÓN, hay hombres que cuando se ven injustamente acorralados sin salida, condenados a cárcel con pruebas inverosímiles y juicios tercermundistas, desposeídos de sus pertenencias y sobre todo de sus hijos, se ven invadidos por deseos de venganza, ya que nada les queda en la vida y poco les importa lo que les pueda ocurrir. Pero bueno, no creo que le estuviese diciendo nada que ella no supiese ya. A pesar de que yo le he dicho que esas venganzas NO TIENEN JUSTIFICACION, ella lo ha interpretado como ha querido, como le conviene, es decir pensando que yo le decía que eso es lo que va a hacer mi hijo (eso es lo que ella quisiera para poder sumar una muerta más a sus estadísticas) por lo que acto seguido le he dicho que ni lo piense, porque aunque este feo decirlo, además de que mi hijo no es así,  tiene unos padres ejemplares que discuten como personas civilizadas y que nosotros jamás incitaríamos a mi hijo a nada malo sino todo lo contrario, a lo que ella, ya sin argumentos, me ha contestado "lo que tiene que hacer su hijo es olvidar a esa chica para siempre", inutil consejo, que tampoco fué bién intencionado por su tono de voz. Mismo tono de voz que yo he empleado para responderle con contundencia que fíjese si la tiene olvidada que al cabo del mes ya estaba con otra mujer mejor y por ahí vino todo, le añadí que mi hijo hace cuatro años que no quiere saber nada de ella ni de su vida y que habia tenido otras relaciones. La Directora se puso de píé con intención de cortar la conversación cuando llego el Alcalde, que venía de la calle de hablar con mi hijo, y de pié los tres mantuvimos una brevísima conversación repitiendole yo a él algunos episodios de la ruptura nada normal de mi hijo con esta chica que un buen dia, y despues de dos semanas chateando con un hombre de Málaga, se fue con el sin siquiera despedirse. El Alcalde se mantuvo discreto en el tema excusandose de que él no podia hacer nada y que nos apoya como persona, pero que se siente impotente cuando le hablamos de nuestro caso, empezamos a bajar la escalera no sin antes darle las gracias a esta señora por haberme atendido y haber perdido unos minutos conmigo.

 


Y esta fue la charla que mantuve con Soledad Ruiz por espacio de unos 10 minutos. Yo sé perfectamente que estas acciones (que mi marido y yo no vamos a dejar de llevar a cabo) no sacan a mi hijo de la cárcel, pero aunque lo encierren no vamos a parar hasta que nuestro caso sea conocido en toda la Junta de Andalucía, en la península y en toda Europa porque en la  estadísticas de mi página, y gracias a haber publicado el caso en varios idiomas, mi hijo y yo vemos muchas visitas de Francia, Alemania, Inglaterra, Italia , Escocia, Polonia... y lo que nos quede, porque esto no ha hecho más que empezar.

 

__________________________________________________________________

 


El caso MAG en el blog Igual-Da de Hoy.es
En este caso quiero agradecer a Carlos Aurelio Caldito Aunión el haber incluido el caso de mi hijo en esa página
http://blogs.hoy.es/masculino-en-positivo/2009/5/3/el-caso-mag-inocente-condenado-cuatro-anos-prision-

Me es muy gratificante ver que gente de todos los rincones incluye artículos en sus páginas, igual que me emocionan algunos comentarios como los que en esa misma página dejan tanto "una linarense" como "Aitana Walpole".

 

 

__________________________________________________________________

 

 

Carteles intactos en el Banco de Andalucía

Para finalizar este artículo quiero plantearos una duda que tengo, que a mucha gente le podrá parecer irrelevante pero que a mi me tiene absolutamente intrigada.
Como recordareis, los amigos de mi hijo han realizado tres pegadas de carteles por toda la ciudad. El 24 de noviembre fue la primera y los carteles eran blancos con las letras negras.
El 31 de diciembre fue la segunda, siendo esta vez los carteles negros con las letras blancas.
Al poco tiempo mi marido sorprendió al padre de la denunciante arrancándolos y me contaron que quien rallaba los blancos era la madre con un estropajo de aluminio.

Bien, a día de hoy, cinco meses después de que se pegaran los negros ¿Qué explicación le dais a que todos los que se  colocaron por la ciudad hayan sido destruidos excepto estos dos (uno está intacto) que se encuentran en la fachada del Banco de Andalucía de la Corredera de San Marcos?

 Carteles sin arrancar en la fachada del Banco de Andalucía

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres