Blogia
Nieves Moreno Gallardo

Fin de una condena, nuestro regalo de Reyes

Desde este blog he venido contando por todo lo que ha ido pasando mi único hijo Miguel Ángel durante sus últimos años. Un fatídico día 25 de diciembre de 2005 fue denunciado por malos tratos, principio de un largo camino tratando de demostrar su inocencia. Han sido muchas las citaciones que le han enviado para comparecer en los juzgados y, como en toda denuncia de esta índole, el primer trámite es el paso obligatorio de una noche en el calabozo de comisaría (aunque por ahí no pasó MAG hasta que meses después fue "re-denunciado" en falso), citas con psicólogos, viajes a Jaén, siempre con la esperanza de que cuando llegase el juicio definitivo (por no decir juicio final) este fuese un juicio justo y que el juez designado percibiese la evidente inocencia de mi hijo, inocencia que por desgracia percibió todo el planeta menos el señor Jose Antonio Lucini Nicás, condenándolo a cuatro años y dos meses de prisión, aliñados con una orden de alejamiento de 20 años (record de España).

Mi hijo sufrió una condena mayor que las que han recibido algunos asesinos/as y narcotraficantes... y sobre todo mayor que cualquiera de los políticos que defraudan miles de millones y no pisan la cárcel y casi ni el calabozo. 

A lo largo de los últimos siete años he podido ver cómo verdaderos delincuentes (y sobre todo delincuentas) reciben condenas irrisorias, he visto un des-gobierno que indulta a condenados de cuello blanco, y a mossos d’escuadra que detienen por error a un rumano y lo torturan hasta dejarlo inconsciente. He conocido casos de mujeres que han asesinado a sus parejas y han recibido una palmadita en la espalda como castigo, otras que denunciando falsamente a sus parejas y demostrando que mentían se han ido de rositas a casa, o incluso a otros denunciados por Violencia de género con malos tratos físicos acreditados con parte médico recibiendo condenas inferiores a la de mi hijo de cuyas acusaciones jamás se pudo demostrar NADA.

Entramos en 2013, año que llega con novedades positivas. El calvario no ha terminado, pero al menos ya ha llegado el fin de la condena de Miguel Ángel y, por si alguien lleva la cuenta de los meses desde que entró en prisión, aclararé que estando allí (a mediados de 2010) recibió una misteriosa hoja de cálculo que especificaba que su condena total era de 42 meses,y no de los 50 impuestos en un principio. Sinceramente, al no haber recibido explicación judicial alguna, aún desconocemos el origen y el motivo de este indulto parcial de 8 meses. Yo quiero pensar que, de alguna manera, alguien con poder ha querido compensar la gran injusticia que se cometió con mi hijo, que ha soportado algo más de dos años de cárcel pura y dura, cuando no debería haber estado allí ni un solo día.

Vuelvo a decir que es un camino muy duro por el que tienen que pasar los hombres denunciados en falso y, por extensión, sus familias, sus amigos e incluso personas que aún no teniendo una gran amistad, por alguna razón conocen a los perjudicados y también sufren. Muestra de ello ha sido la cantidad de personas que nos han parado por la calle para interesarse por nuestro hijo, a las que de verdad les doy las gracias.

Y a nosotros, como sus padres que somos, siempre nos ha quedado la sensación de que no hemos hecho por nuestro hijo lo suficiente, ahora y después de todo el tiempo que ha pasado me he preguntado en muchas ocasiones ¿debíamos de haber hecho esto? ¿o aquello? ¿o lo otro? Sigues pensando y terminas viendo  que contra esta maldita industria del género no se puede, es como un gigante que va pisoteando a cualquier desgraciao anónimo que se ponga en su camino sin la más mínima conciencia ni misericordia, algo que agrava el hecho de que esta maquinaria hembrista esté siendo apoyada por las propias mujeres en cuyo seno familiar hay varones, empezando por su propio padre, hermanos y aún peor algunas tienen hijos menores que en cualquier momento pueden pasar por lo mismo. Por fortuna son cada vez menos mujeres.

Por nuestra parte, cualquier cosa que hagamos ya no sirve de nada, pues las feminazis de turno se salieron con la suya, que era encarcelar otro inocente más y sumar uno más a su estadística para pillar sus subvenciones. Yo espero y deseo fuertemente que cada vez sean menos los inocentes que entren en prisión, para que las arcas del gobierno y los bolsillos de estas vividoras no se llenen a costa de ellos. Y quien de verdad sea maltratador/a, que sigan castigándolo/a.

No quiero terminar sin especificar que la condena de prisión de mi hijo terminó el día 3 de enero de 2013. La única diferencia es que antes (en libertad condicional) solo podía estar en la provincia de Jaén o en el País Vasco, y ahora tiene libertad de movimientos. Esto no significa que sea totalmente libre, porque aún tiene que extremar las precauciones a la hora de salir a la calle, y eso no es libertad.

Darle las gracias a todo el mundo que nos ha estado apoyando y aclarar que seguiré escribiendo pero con menos frecuencia (si no cambian las cosas a peor, claro) siguiendo mi blog a disposición, como viene ocurriendo desde el principio, para todo el que se considere inocente y quiera publicar algo en él.

 

Nieves Moreno Gallardo.

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

ricardo lopez -

Terrible situación. Conozco de ello. A mi me acusaron falsamente de 8 delitos. Un año de juicio. Salí absuelto de todo. Pero "ella", feliz sigue inventando y...acusando. Mira en Facebook la página DIVORCIO, FALSA DENUNCIA Y ALIENACIÓN PARENTAL. https://www.facebook.com/pages/Divorcio-Falsa-Denuncia-y-Alienaci%C3%B3n-Parental/642265949148679?ref=hl

Maria Antonia LLado Sanchez -

Me alegro de esta buena noticia, aunque lo sufrido sea mucho, mejor dejarlo atrás... Seguiremos luchando para que las FALSAS DENUNCIANTES no queden impunes y para que no haya nunca más ninguna familia que viva el calvario que vosotros habéis vivido. GRACIAS POR TU FORTALEZA Y TU TRABAJO.

juan e gil -

Enhorabuena... y que la vida os de alegría para seguir viéndolo feliz y libre. Es duro durísimo pero ha sabido soportarlo con honestidad y hombría de bien. FELICIDADES.

Ana -

Me alegro mucho y por favor, sigue escribiendo.

ana gonzalez cruz -

hola nieves mi enora buena por esta feliz noticia .mag ya cumplio esa injusta condena solo por ser hombre lo mismo que mi hijo un abrazo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres